EEUU roza los 140.000 muertos por COVID-19 y alcanza 3,67 millones de casos

Pese a que Florida, Texas y California son ahora los estados con más contagios, Nueva York se mantiene todavía como el estado más golpeado del país por la pandemia

Un paramédico vestido con equipo de protección personal sale de una ambulancia en el Hospital General de San Petersburgo, donde se están tratando los casos de enfermedad coronavirus (COVID-19), en San Petersburgo, Florida, EE.UU. 15 de julio de 2020. (Reuters)
Un paramédico vestido con equipo de protección personal sale de una ambulancia en el Hospital General de San Petersburgo, donde se están tratando los casos de enfermedad coronavirus (COVID-19), en San Petersburgo, Florida, EE.UU. 15 de julio de 2020. (Reuters)


Estados Unidos alcanzó este sábado la cifra de 3.676.942 casos confirmados de COVID-19 y la de 139.748 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins. Este balance a las 16.00 hora local (20.00 GMT) acerca al país a la cifra de 140.000 muertos por coronavirus, en una semana en la que el número de nuevos contagios alcanzó este miércoles un nuevo récord diario, con 74.513 casos.

Pese a que Florida, Texas y California son ahora los estados con más contagios, Nueva York se mantiene todavía como el estado más golpeado en Estados Unidos por la pandemia, con 406.305 casos confirmados y 32.474 fallecidos. Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23.388 personas.

A Nueva York le siguen la vecina Nueva Jersey con 15.699 muertos, Massachusetts con 8.402 y California con 7.613.

Otros estados con un gran número de fallecidos son Illinois con 7.465, Pensilvania con 7.015, Michigan con 6.355, Florida con 4.895 o Connecticut, con 4.396.

En cuanto a contagios, California es el segundo estado -solo por detrás de Nueva York- con 374.522 casos, Florida el tercero, con 337.569, y Texas el cuarto, con 317.768.

El balance provisional de fallecidos -139.748- ha superado ya con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia. El presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50.000 y los 60.000 fallecidos, aunque en sus últimos cálculos auguró ya hasta 110.000 muertos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que Estados Unidos llegará al mes de octubre con unos 200.000 muertos, y que para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre podría rozar los 225.000.

Florida

El Departamento de Salud del estado norteamericano de Florida informó este sábado de más de 10.300 casos nuevos de coronavirus en las últimas 24 horas. El balance detalla 10.328 nuevos contagios por el virus y 90 decesos más en las últimas horas, que elevan el total de casos a 337.569. El número total de fallecidos es de 4.895. De los casos actuales, un total de 9.162 se encuentran hospitalizados en el estado, uno de los más afectados por la pandemia en el país.

El viernes, los gobiernos de Miami-Dade y Broward, dos de los focos de la COVID-19 en el estado, endurecieron las multas para infractores del uso de máscaras o de normas de distanciamiento para negocios y llamaron a la “responsabilidad personal” para evitar otro cierre de la economía.

En Orlando, Walt Disney World funciona con capacidad reducida por el coronavirus
En Orlando, Walt Disney World funciona con capacidad reducida por el coronavirus

Entre tanto, el gobernador Ron DeSantis anunció una partida de 75 millones de dólares para ayudar con los pagos de alquiler e hipotecas de los afectados por la pandemia. DeSantis, que ha minimizado la explosión de casos ocurrida desde mediados de junio, señaló además que hay aún una disponibilidad de camas del 21%. “El asunto es que tenemos capacidad, tenemos la capacidad de cuidar a las personas, y COVID, si bien es importante, es solo una fracción de las personas en los hospitales”, aseguró.

Reducir el contacto social es uno de los objetivos de las nuevas medidas adoptadas para frenar la propagación de la COVID-19 en los estados de Estados Unidos en los que ha repuntado, como es el caso de Florida.

Las muertes asociadas al nuevo coronavirus bajaron por primera vez en cuatro días por debajo del centenar, una buena noticia para los floridanos preocupados por la escalada registrada desde mediados de junio, que ha hecho de Florida el tercer estado en número de contagios de un país que es el número uno a nivel mundial.

El número de casos en Estados Unidos superó este sábado los 3.650.000, mientras que las muertes ascendieron a 139.300, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Repunte de los casos en California

El Teatro La Fonda durante el brote de coronavirus, en Los Angeles, California, Estados Unidos (Picture taken July 13, 2020. REUTERS/Mario Anzuoni)
El Teatro La Fonda durante el brote de coronavirus, en Los Angeles, California, Estados Unidos (Picture taken July 13, 2020. REUTERS/Mario Anzuoni)

El aumento de casos en coronavirus en California, que ya registra 366.164 casos positivos y 7.457 fallecidos, ha golpeado incluso a regiones que desde el inició de la pandemia implantaron medidas muy estrictas como la ciudad de San Francisco, que ingresó en la lista de vigilancia del estado por el rebrote de la enfermedad.

La alcaldesa de San Francisco, London Breed, imploró este viernes a los residentes de la populosa ciudad que eviten reunirse con otros fuera de sus hogares.

La misma recomendación la hacía el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, mientras advertía que la ciudad “todavía se dirige en la dirección equivocada” y podría verse obligado a decretar nuevamente el confinamiento.

Los Ángeles, el condado más poblado de Estados Unidos con casi 10 millones de personas, sigue sin poder controlar el avance del coronavirus y sobrepasó hoy dos récords sombríos: más de 150.000 casos positivos y 4.000 fallecidos por la COVID-19.

California mantiene desde inicios de semana cerrados los bares y el servicio al interior de la mayoría de sus negocios no esenciales, incluyendo iglesias.

Aún así, ha visto un incremento en sus hospitalizaciones y hay 6.808 contagiados con COVID-19 en el hospital y de ellos 1.941 en unidades de cuidados intensivos.

Con información de EuropaPress y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Si todos usáramos mascarilla, la pandemia del coronavirus estaría controlada en 8 semanas


MAS NOTICIAS