Director de una firma de tecnología ofendió a una familia con insultos racistas y tuvo que pedir disculpas

Michael Lofthouse se disculpó con la familia a la que insultó; sin embargo, ellos no creyeron que fuera sincera

Director ejecutivo de una compañía de tecnología bombardeó a una familia con insultos racistas

La familia de Raymond Orosa, de ascendencia asiática, se encontraba en un restaurante en el condado de Monterey, California, cuando un hombre blanco los comenzó a bombardear con insultos racistas. Ahora, este último se disculpó por su arrebato, sin embargo, los miembros de la familia no están del todo convencidos.

Durante un video que fue grabado el sábado 4 de julio, el hombre identificado como Michael Lofthouse, el CEO de la empresa de computación Solid8, se encontraba en el mismo restaurante que la familia, en una mesa justo detrás de ellos.

Al principio, Orosa escuchó que el hombre gritó “malditos asiáticos”, momentos después su sobrina, Jordan Chan comenzó a grabar. En el clip, Chan le pidió a Lofthouse que repitiera el insulto que les había dicho, hacia la cámara. Al principio, el hombre se veía dudoso, pero finalmente les mostró el dedo de en medio y comenzó a insultarlos.

Trump los va a joder. Ustedes malditos se tienen que ir. No, ustedes se tienen que ir, malditos asiáticos, pedazos de mierda”, dijo el hombre antes de que una mesera le ordenara que se tenía que ir inmediatamente. “Sí, ya me voy, ya dejé mi maldito dinero. ¿Quiénes son estos cabrones?”, continuó.

La familia se encontraba en un restaurante cuando fueron insultados (Foto: Facebook)
La familia se encontraba en un restaurante cuando fueron insultados (Foto: Facebook)

La mesera no cesó de defender a la familia, incluso le gritó al hombre que se tenía que marchar del establecimiento, y le dijo a Lofthouse que no podía hablarle a la familia de esa forma, ya que como él, eran clientes del lugar.

“Lo siento, te tienes que marchar, en este momento. Te tienes que ir [...] No tienes el derecho de hablarle así a nuestros invitados. Necesitas irte ahora mismo [...] ¡Fuera de aquí! ¡No tienes permiso de estar aquí! ¡No tienes derecho de hablarles de esa manera a nuestros invitados! ¡Vete en este momento!”, le indicó la mujer, quien además le advirtió que no podía volver al restaurante.

Después de que el video circulara por internet, el Lofthouse emitió un comunicado a KGO-TV en donde se disculpó con la familia por su “horrible” comportamiento.

“Este fue claramente un momento en el que perdí el control e hice comentarios increíblemente hirientes y divisivos”, comenzó la declaración de Lofthouse.

La situación ocurrió dentro de un marco en el que se está tratando de acabar con el racismo (Foto: Joe Klamar/Pool via REUTERS)
La situación ocurrió dentro de un marco en el que se está tratando de acabar con el racismo (Foto: Joe Klamar/Pool via REUTERS)

“Me gustaría disculparme profundamente con la familia Chan. Solo puedo imaginar el estrés y el dolor que sienten. Fui educado para respetar a las personas de todas las razas, y me tomaré el tiempo para reflexionar sobre mis acciones y trabajar para comprender mejor la desigualdad que muchos de los que me rodean enfrentan todos los días”, culminó.

Raymond Orosa por su parte le contó a ABC News que no está convencido por la disculpa, pues el comportamiento del CEO dice más de lo que la disculpa puede llegar a expresar.

Estaba lleno de odio y enojo, es triste saber que aún hay gente que sea así en el mundo, sin hablar de este país. [Con su disculpa] está tratando de salvarse, creo que realmente quiso decir lo que dijo y lo que hizo [en el restaurante]. No creo en sus palabras porque sus acciones hablan más que las palabras que dice”, declaró Orosa. Pero, a pesar de esto decidió perdonarlo. “Mucha gente probablemente no estará de acuerdo conmigo por decir que lo perdono, pero lo hago”, agregó.

La gente ha protestado el racismo desde el asesinato de George Floyd (Foto: REUTERS/Amanda Perobelli)
La gente ha protestado el racismo desde el asesinato de George Floyd (Foto: REUTERS/Amanda Perobelli)

Por otro lado, el que la trabajadora del restaurante no solamente los haya defendido, pero que se haya atrevido a correr a Lofthouse, es una acción que Orosa admira.

Mientras tanto, las cuentas Facebook y LinkedIn de Lofthouse desaparecieron, y la página web de Solid8 tiene la leyenda “Próximamente” al ingresar.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Mujer perdió su empleo y a su mascota por insultos racistas a un paseante

El video que muestra el brutal asesinato de un joven afroamericano que se ejercitaba en EEUU

El racismo fue declarado una crisis de salud pública en un condado de Ohio

El equipo especial que se encarga de que la atención médica por COVID-19 sea igual para todos en Michigan

MAS NOTICIAS