Millones temen una oleada de desalojos a finales de julio ante fin de ayuda por COVID-19

De acuerdo con algunos estudios, las comunidades de color serían las más impactadas por los desalojos

Una oleada de desalojos se podría dar a finales de julio (Foto: REUTERS/Mike Segar)
Una oleada de desalojos se podría dar a finales de julio (Foto: REUTERS/Mike Segar)

La pandemia del coronavirus ha desatado millones de pérdidas de empleo, lo que ha causado que millones de personas no paguen renta. Y, aunque el gobierno atrasó la posibilidad de desalojar a inquilinos debido a protecciones de un programa de estímulo, esto podría cambiar a finales de julio.

Según el portal de The Hill, la Ley CARES fue firmada a finales de marzo e incluía una moratoria sobre desalojos. Sin embargo, el congreso no llegó a ningún acuerdo sobre una extensión a esta ley, por lo que numerosas familias sufrirán las consecuencias.

“Ahora solo quedan 25 días antes de que la prohibición federal de desalojo expire el 25 de julio. Cuando lo haga, muchas familias que no han podido pagar el alquiler debido a la pandemia de COVID-19 enfrentarán el desalojo y las consecuencias devastadoras que los desalojos tienen sobre las familias, especialmente los niños”, explicó a la publicación la representante Maxine Waters, presidenta del Comité de Servicios Financieros de la Cámara.

No obstante, esta moratoria sólo aplica para una quinta parte de los inquilinos, y aunque ha habido una variedad de políticas a niveles estatales y locales para que la gente pueda quedarse en sus hogares, pero esto solamente ha atrasado el problema y no es una solución.

Han habido protestas para cancelar la renta (Foto: REUTERS/Lucy Nicholson)
Han habido protestas para cancelar la renta (Foto: REUTERS/Lucy Nicholson)

De acuerdo con el diario Wall Street Journal, un tercio de los habitantes en Estados Unidos son inquilinos, lo que significa que si estas personas no han podido pagar renta podrían ser víctimas de otra crisis.

“Esta es la peor crisis económica que Estados Unidos ha visto en generaciones. Si nada más cambia y los desalojos continúan normalmente, entonces esta crisis de salud pública se convertirá en una crisis total de personas indigentes”, explicó el sociólogo Matthew Desmond a CBS This Morning.

Si los inquilinos comienzan a ser desalojados, no se trata solo de encontrar un nuevo lugar para vivir, sino de la desestabilidad emocional que esto tiene para familias enteras.

“Si bien la moratoria ha protegido a las personas por el momento, existe un potencial tsunami que solo espera a las personas que no han podido pagar el alquiler durante este periodo. Muchas investigaciones muestran que es una cosa increíblemente desestabilizadora que una familia pase por el desalojo, y que a menudo nunca se recuperan. Permanecen en la pobreza”, agregó Andy Winkler, director asociado de sus proyectos de vivienda e infraestructura en el Centro de políticas Bipartidista.

Un tercio de los habitantes en Estados Unidos son inquilinos (Foto: REUTERS/Mike Segar)
Un tercio de los habitantes en Estados Unidos son inquilinos (Foto: REUTERS/Mike Segar)

Y, aunque muchos de los estados han buscado soluciones para sus habitantes ha sido un paso difícil debido a sus propias luchas fiscales, muchos de los estados no tienen fondos para medidas de emergencia a largo plazo.

La contingencia sanitaria resaltó los problemas de desigualdad que las comunidades de gente de color ha sufrido a lo largo de los años. Según estudios, serán estas mismas comunidades, quienes más desalojos sufran, principalmente las afroamericanas.

Según la organización City Life/Vida Urbana, dentro de Boston el 78% de los desalojos han sido en vecindarios mayoritariamente afroamericanos.

“Estamos previendo que esto será catastrófico para las comunidades afroamericanas, para las comunidades de inmigrantes y para otras comunidades de color”, declaró Lisa Owens, directora ejecutiva de la organización.

La crisis será aún más catastrófica para las comunidades afroamericanas, de inmigrantes y para otras de color (Foto: REUTERS/Mike Segar)
La crisis será aún más catastrófica para las comunidades afroamericanas, de inmigrantes y para otras de color (Foto: REUTERS/Mike Segar)

Una de las soluciones que expertos han propuesto, es la forma de mantener beneficios de desempleados, sin embargo este tipo de ayudas han sido pausados por Mitch McConnell, líder de la mayoría de la cámara alta, quien ha dicho que quiere ver como evoluciona la economía antes de crear otro paquete de emergencia.

Pero Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, y Charles Schumer, el líder de la minoría del Senado, escribieron una carta dirigida a McConnell en el que señalaron la vivienda como una de las áreas en las que los estadounidenses buscan ayuda.

“A medida que los estadounidenses luchan por hacer pagos de alquiler y enfrentar desalojos y nuestros sistemas de atención médica y cuidado de niños enfrentan cargas sin precedentes, los republicanos del Senado se han perdido en acción en su dirección”, escribieron Pelosi y Schumer, instando a que se inicien las negociaciones.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Mujeres representaron el 55% de los desempleados en abril

El virus amenaza a latinos y afroamericanos de EEUU, dos comunidades cortejadas por Trump

Netflix destinará 100 mln dlrs para apoyar a comunidades afroamericanas

Por qué mueren más afroamericanos de COVID-19: no es obesidad, es esclavitud

MAS NOTICIAS