Mujeres representaron el 55% de los desempleados en abril

Las mujeres de color son quienes más están sufriendo por la falta de empleo

Mujeres de color están más desempleadas (Foto: REUTERS/Carlos Barria)
Mujeres de color están más desempleadas (Foto: REUTERS/Carlos Barria)

Durante la pandemia del COVID-19, más de 40 millones de personas en Estados Unidos han solicitado un seguro de desempleo. Pero, por primera vez en la historia, son las mujeres de color quienes más se han quedado sin trabajo.

De acuerdo con el portal ABC News, las dos más grandes recesiones del país fueron la Gran Depresión y la crisis del 2008. En ambas, los trabajos de los hombres fueron los más afectados, pero ahora, la pandemia ha afectado desproporcionadamente a las mujeres en la fuerza laboral, y por ende, esto ha afectado la economía.

A unos meses de que las mujeres tuvieran un logro histórico: por primera vez en una década, ellas superaron a los hombres con trabajo, de acuerdo al Departamento de trabajo. Ahora ellas son las más desempleadas.

Estamos entrando en una “shecession” (recesión de ellas) de acuerdo con la presidenta y directora ejecutiva del Instituto de Investigación de Políticas para Mujeres, C. Nicole Mason.

De los 20 millones de trabajos perdidos en abril, el 55% eran de mujeres según la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos (Foto: REUTERS/Nick Oxford)
De los 20 millones de trabajos perdidos en abril, el 55% eran de mujeres según la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos (Foto: REUTERS/Nick Oxford)

“La forma en que pensamos sobre el trabajo y los ingresos de las mujeres es esta idea de la era de los ‘Mad Men’ de la década de 1950, donde los hombres son los principales sostén de la familia y las mujeres se quedan en casa, y cualquier ingreso que obtengan realmente no importa. Ese no es el caso y no ha sido nuestra realidad durante mucho tiempo, por lo que cuando las mujeres pierden sus empleos, no solo impacta a las familias, sino también a la economía”, explicó Mason en el programa matutino Good Morning America (GMA).

De los 20 millones de trabajos perdidos en abril, el 55% eran de mujeres según la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos (BLS, por sus siglas en inglés). Además, el desempleo entre mujeres adultas creció de un 3% en febrero, a un 15% en el mes pasado. No solo esto, pero las mujeres de color tienen una tasa más alta: las mujeres afroamericanas están en un 16.4% de desempleo, mientras que las hispanas están en 20.2 por ciento. Los hombres apenas pasan el 13 por ciento.

¿Cuál es la razón?

Existen varias explicaciones tanto históricas como actuales del porqué de esta situación. Las mujeres han sido relegadas históricamente a trabajos en el sector de servicio, como al de alimentos, hospitalidad y el comercio minorista. Industrias que han sido golpeadas mucho más fuerte debido a las reglas de sanidad.

Pero esta no es la única explicación, sino que además estos trabajos las mujeres tienen salarios más bajos, y en su mayoría no tienen beneficios, lo cual las ha dejado a la deriva durante la crisis.

Mujeres trabajan en las industrias más golpeadas por la pandemia (Foto: REUTERS/Loren Elliott)
Mujeres trabajan en las industrias más golpeadas por la pandemia (Foto: REUTERS/Loren Elliott)

“Aunque las mujeres representaban más del 50% de la fuerza laboral, muchos de estos trabajos no eran trabajos de calidad o trabajos bien remunerados con beneficios, por lo que muchas mujeres todavía vivían de un sueldo a otro. Durante la pandemia, vemos que esta realidad se hace más clara”, explica Mason.

Sin embargo, el peso laboral no es el único que ha recaído sobre las mujeres durante la crisis de salud, sino que las tareas domésticas han aumentado para ellas, lo que las lleva a tener más niveles de estrés.

A lo largo de los años ellas son las que han tenido la tarea de llevar el mantenimiento de la casa, y los cuidados de los niños, que con las escuelas cerradas, esto significa que también han tenido que procurar las enseñanza de los hijos. Las mujeres ya enfrentan una brecha salarial de género donde ganan alrededor de 80 centavos por cada dólar que ganan sus compañeros de trabajo. Cuando aumentan las tareas domésticas y de cuidado infantil, como lo han hecho durante la pandemia, a menudo es la mujer de las parejas heterosexuales quien asume la carga adicional.

La demanda hacia la mujer en tareas de cuidar hijos se ha visto más evidente mientras las cancelaciones de campamentos de verano se han dado a conocer. Esto aunado a que aún no se sabe si las escuelas abrirán en otoño. Si esto no es resuelto pronto, las consecuencias pueden ser catastróficas para el futuro laboral de las mujeres.

De no haber alternativas para el cuidado de los niños, las mujeres podrían dejar la fuerza laboral (Foto: REUTERS/Nick Oxford/File Photo)
De no haber alternativas para el cuidado de los niños, las mujeres podrían dejar la fuerza laboral (Foto: REUTERS/Nick Oxford/File Photo)

“Lo que me mantiene despierta por la noche es el problema del cuidado de niños. Si no hacemos algo urgente y somos realmente intencionales sobre cómo abordarlo, entonces más mujeres dejarán la fuerza laboral. Eso será el resultado final”, agregó Mason.

A pesar de ser la mitad de la fuerza laboral, los trabajadores parecen no tomar en cuenta sus situaciones. Cuando las mujeres tienen que dejar de laborar, ya sea porque perdieron sus trabajos, o porque tienen que usar su tiempo de manera personal, y regresan, es para encontrarse en desventaja salarial.

“Pese al hecho de que las mujeres eran más del 50% de la fuerza laboral, los empleadores no han respondido realmente a las necesidades de las mujeres trabajadoras, y eso se nota en este momento. Tenemos que tener una economía que cuando nos recuperemos no deje atrás a las mujeres”, declaró.

Pero esta es la oportunidad perfecta para cambiar esta situación. De acuerdo con Mason es ahora cuando la sociedad debe apoyar a las mujeres y para que quienes las contratan, examinen cómo mantenerlas dentro de los trabajos.

Las mujeres pueden aprovechar la desaceleración para exigir equidad (Foto: REUTERS/Nick Oxford)
Las mujeres pueden aprovechar la desaceleración para exigir equidad (Foto: REUTERS/Nick Oxford)

Una de las cosas que la pandemia dejó como lección, es la capacidad que muchos negocios tienen de trabajar a distancia, así como tener horarios flexibles. Algo que se espera, se implemente de manera oficial en muchos lugares, por su puesto que aumente las ventajas para madres trabajadoras.

De acuerdo con Sallie Krawcheck, cofundadora y directora ejecutiva de Ellevest, una plataforma de inversión digital para mujeres, este es el momento de que las mujeres exijan equidad y que hagan que sus demandas sean escuchadas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Los pedidos de subsidio por desempleo en EEUU superaron los 40 millones por la crisis del coronavirus

Otras 2.900.000 personas solicitaron un subsidio de desempleo en EEUU y ya son más de 36 millones desde el inicio de la pandemia

Por qué las cifras de desempleo en Estados Unidos pueden ser aún peores y no captan el verdadero impacto del coronavirus en la economía

Cuatro alternativas en caso de perder el seguro médico por falta de empleo en EEUU