EEUU calificó de hipócrita la resolución de la ONU contra el racismo

El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que el Consejo de Derechos Humanos del organismo debería centrarse en lo que llamó "disparidades raciales sistémicas" en países como Cuba y China

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo. EFE/EPA/CHRIS KLEPONIS/Archivo
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo. EFE/EPA/CHRIS KLEPONIS/Archivo

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, tildó el sábado de “hipocresía” una condena al racismo declarada por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Pompeo dijo que el consejo debería centrarse en lo que llamó “disparidades raciales sistémicas en países como Cuba y China.

La resolución del viernes “apunta al sistema policial y la raza en Estados Unidos (y) marca un nuevo punto bajo”, dijo en un comunicado.

El pronunciamiento se aprobó tras un debate incitado por las protestas que estallaron en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd, un hombre negro que pereció asfixiado por un policía blanco que lo había detenido. Sin embargo, una mención específica de ese caso fue excluida de la resolución. Esta decisión que provocó la indignación de activistas que acusaron a Washington y sus aliados de presionar fuerte para revisar el texto, una versión que la misión estadounidense en Ginebra se negó a responder.

Estados Unidos, que se había quejado de ser señalado en el texto inicial, se retiró del Consejo en 2018 y no estuvo presente el viernes.

En su declaración del sábado, titulada “Sobre la hipocresía del Consejo de Derechos Humanos de la ONU”, Pompeo dijo que la discusión en los Estados Unidos sobre la raza después de la muerte de Floyd “es un signo de fortaleza y madurez de nuestra democracia”.

“Si el Consejo se tomara en serio la protección de los derechos humanos, hay muchas necesidades legítimas de su atención como las disparidades raciales sistémicas en lugares como Cuba, China e Irán”, dijo el jefe de la diplomacia de la primera potencia mundial.

“Si el Consejo fuera honesto, reconocería las fortalezas de la democracia estadounidense e instaría a los regímenes autoritarios de todo el mundo a modelar la democracia estadounidense y mantener a sus naciones con los mismos altos estándares de responsabilidad y transparencia que los estadounidenses aplicamos a nosotros mismos”, añadió Pompeo.

Días atrás, Irán acusó a Estados Unidos de racista y la respuesta de Pompeo también fue contundente: “Ustedes cuelgan homosexuales, lapidan mujeres y exterminan judíos”.

“Algunos no creen que las vidas de los negros importan. Para los que sí lo pensamos, hace mucho tiempo que el mundo entero debe librar una guerra contra el racismo”,escribió Javad Zarif, el canciller iraní, en su cuenta de Twitter en un ataque directo a la Administración Trump. Además de la acusación, acompañó el mensaje con una imagen de un comunicado norteamericano en el que Pompeo fustigaba a Irán por la brutal represión de las movilizaciones ciudadanas pero con un pequeño cambio: cada vez que el texto hablaba de Irán, Zarif tachó la palabra y puso EEUU.

Pompeo recogió el guante y no le dejó pasar a su homólogo iraní tamaña acusación. Con un texto breve pero lapidario, zanjó la discusión: “Ustedes cualgan homsexuales, lapidan mujeres y exterminan judíos”. Con su mensaje, el norteamericano recordó que el régimen de irán viola sistemáticamente los derechos humanos de su población: tortura, encarcela y censura de manera indiscriminada y con total impunidad.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La ONU aprobó una resolución que condena el racismo sistémico y la violencia policial

MAS NOTICIAS