Donald Trump, sobre la baja del desempleo en Estados Unidos: “Lo mejor está por venir”

El presidente estadounidense dio un discurso desde la Casa Blanca para referirse al inesperado descenso de la desocupación en mayo tras la creación de 2,5 millones de puestos de trabajo

El presidente Donald Trump habla sobre la disminución del desempleo de EE.UU. en medio de la pandemia, en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca, el 5 de junio de 2020 (REUTERS/Kevin Lamarque)
El presidente Donald Trump habla sobre la disminución del desempleo de EE.UU. en medio de la pandemia, en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca, el 5 de junio de 2020 (REUTERS/Kevin Lamarque)

El presidente Donald Trump se mostró exultante con las estadísticas de empleo difundidas este viernes. Para sorpresa de los principales analistas económicos, que esperaban un nuevo aumento de la desocupación, el Departamento de Trabajo informó un descenso, del histórico 14,7% de abril a 13,3%, gracias a una creación neta de 2,5 millones de puestos laborales.

“Es un gran día para nuestro país, una ratificación de todo el trabajo que estamos haciendo desde hace tres años y medio. Teníamos la mejor economía en la historia del mundo y esa fuerza nos ayudó a atravesar esta pandemia. No está yendo muy bien con las vacunas, ayer tuve una reunión. Vamos a tener sorpresas muy positivas. También con terapias y con curas”, dijo Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

“Lo que pasó hoy es extraordinario. Creyeron que el número iba a ser una pérdida de 9 millones de empleos, pero ganamos casi 3 millones. Nunca nadie vio algo así. Esto nos lleva a un largo período de crecimiento y volveremos a tener la mejor economía del mundo. Vamos a tener un muy buen agosto, y septiembre, octubre y noviembre serán espectaculares. El año que viene será uno de los mejores que habremos tenido económicamente”, agregó.

Trump acomoda el micrófono durante la conferencia (REUTERS/Kevin Lamarque)
Trump acomoda el micrófono durante la conferencia (REUTERS/Kevin Lamarque)

Los datos de empleo demuestran que el colapso del mercado laboral provocado por el coronavirus ha tocado fondo. El número de personas que solicitan beneficios de desempleo ha disminuido durante nueve semanas consecutivas. Y el número total de personas que reciben dicha ayuda se ha estabilizado.

Nuestro cuerpo estaba tan fuerte que pudimos cerrar nuestro país, salvar millones de vidas, detener muy temprano la llegada de personas de China. Después pasamos a hacer respiradores como no se había visto desde la Segunda Guerra Mundial y ya hicimos más 20 millones de testeos, más que nadie en el mundo. Tenemos más casos que cualquier otro país porque hacemos más testeos”, dijo Trump.

El mandatario se refirió luego al tratado comercial con China, por el que se llegó a un acuerdo inicial en enero, la Fase 1. “La tinta de ese acuerdo no estaba seca cuando la plaga empezó a fluir desde China. Así que ahora veo ese pacto de manera diferente a como lo veía tres meses atrás. Es un gran trato. Nos están comprando mucho, y eso es bueno. Sería positivo llevarnos bien con China, pero no sé si eso va a suceder. Les avisaré. Construimos una tremenda plataforma de poder, así que cuando tuvimos un problema pudimos detenerlo y salvamos millones de vidas y ahora estamos reabriendo. Se hablaba de un crecimiento en forma de 'V', pero será en forma de cohete. Discutían si iba a ser en 'V', en 'U', en 'L'. No tenían idea”, afirmó Trump.

El presidente se mostró con pare de su gabinete (REUTERS/Kevin Lamarque)
El presidente se mostró con pare de su gabinete (REUTERS/Kevin Lamarque)

“Estas mejoras en el mercado laboral reflejaron una reanudación limitada de la actividad económica que se había restringido en marzo y abril debido a la pandemia del coronavirus y a los esfuerzos para contenerla”, sostuvo más temprano el Departamento de Trabajo en un comunicado.

A medida que los restaurantes, cines, gimnasios, peluquerías y otros establecimientos minoristas vuelven a abrir gradualmente, los recortes de personal se ralentizan y los empleadores llaman de nuevo a algunos de sus trabajadores despedidos. Negocios de diferentes rubros están reportando señales de progreso incluso en industrias muy afectadas. American Airlines, por ejemplo, dijo esta semana que volará el 55% de sus rutas en julio, frente al 20% en mayo.

Trump es seguido por el vicepresidente Mike Pence y los miembros de la administración cuando llega para hablar del informe de empleos (REUTERS/Kevin Lamarque)
Trump es seguido por el vicepresidente Mike Pence y los miembros de la administración cuando llega para hablar del informe de empleos (REUTERS/Kevin Lamarque)

“No hay que olvidar que Nueva York apenas está incluido en ese reporte, y es uno de nuestros estados más importantes. Tampoco California, que ya debería abrir. Miren lo que está pasando en Florida, usando distanciamiento social y máscaras. Es grandioso lo que pasó y es porque teníamos un paciente tan fuerte, que podíamos cerrarlo y abrirlo”, afirmó Trump. “Esta no es una recesión. Si fuera una recesión muy grande podría tomar diez años la recuperación. Pero con un huracán en pocos días se puede volver a trabajar, aunque sea devastador y duro. Esto fue un huracán y va a mejorar muy rápido”.

Trump se refirió también a las protestas que recorren el país desde la semana pasada en reacción al homicidio de George Floyd por parte de cuatro policías. “Le estoy sugiriendo a muchos gobernadores que no sean orgullosos. Llamen a la Guardia Nacional, llámenme a mi. Hay que dominar las calles, no puede ser que en Nueva York estén rompiendo las tiendas. No se puede permitir. Todos tienen que recibir un tratamiento justo de la Policía, sin importar la raza. Todos vimos lo que pasó la semana pasada. No podemos permitirlo. Con suerte, George está mirando hacia abajo ahora y diciendo qué bueno que es lo que está pasando. Es un gran día para él y para todos, en términos de equidad. De eso se trata nuestro país”.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, escucha al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (REUTERS/Kevin Lamarque)
El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, escucha al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (REUTERS/Kevin Lamarque)

La de hoy es la mayor recuperación de la historia estadounidense. Y va a seguir, porque muchos lugares siguen cerrados. Los números no incluyen a todos los estados que siguen cerrados. Vamos a ser más fuertes de lo que éramos antes. El mercado de valores está casi en su mejor momento de la historia. Sabía que el año que viene iba a ser muy bueno, pero pensé que la recuperación iba a empezar más tarde, pero empezó ahora. Y por más buenos que sean estos números, lo mejor está por venir. Vamos a tener números tremendos”, dijo el mandatario.

De todos modos, los economistas dicen que el ritmo de contratación se retrasará debido a que una severa recesión y el alto desempleo frenan el gasto de los consumidores, el principal motor de la economía. Incluso con la sorprendente ganancia de mayo, puede tomar meses para que todos los que perdieron su trabajo en abril y marzo vuelvan a ser contratados. Algunos analistas pronostican que la tasa podría mantenerse en dos dígitos hasta las elecciones de noviembre e incluso hasta el año que viene.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Estados Unidos creó 2,5 millones de empleos en mayo y la tasa de desocupación cayó a 13,3%

Las 10 empresas que más crecen en Wall Street tras la caída del desempleo en EEUU

Donald Trump, sobre el alza en los empleos: “¡Estos números son increíbles!”

El COVID-19 aumentó tanto la demanda de un antidepresivo que EEUU lo puso en su lista de medicaciones que escasean

Nueva York reportó su primer día sin muertos por coronavirus desde el 12 de marzo

MAS NOTICIAS