Los hogares de ancianos en EEUU han registrado más de 5.500 muertes por coronavirus

El mayor número de fallecidos se produjo en el estado de Nueva York, donde las víctimas fatales pasaron de 1.330 a 3.060 en una semana. Más del 2 por ciento de los residentes de hogares de ancianos del estado han muerto por el virus

Médicos ayudan a una mujer de un hogar de ancianos a evacuar y abordar un autobús, luego de que varios residentes dieron positivo por e por coronavirus en Woodbridge, Nueva Jersey.  REUTERS/Stefan Jeremiah
Médicos ayudan a una mujer de un hogar de ancianos a evacuar y abordar un autobús, luego de que varios residentes dieron positivo por e por coronavirus en Woodbridge, Nueva Jersey. REUTERS/Stefan Jeremiah

El número de muertes por coronavirus reportadas en centros de atención a personas mayores ha crecido exponencialmente en los Estados Unidos. La cifra actual de decesos en esos establecimientos aumentó en 5.670 desde la semana pasada, según datos proporcionados por autoridades de salud estatales a NBC News.

El estado más afectado es Nueva York, donde más del 2 por ciento de los residentes de hogares de ancianos han muerto por el virus.

El recuento de defunciones se basa en datos de 29 departamentos de salud estatales que incluye hogares para ancianos, viviendas asistidas y otros centros de atención a largo plazo. Una investigación de NBC News publicada la semana pasada había reportado 2.246 muertes asociadas con estos centros de en 24 estados.

Ahora hay 3.466 centros de atención en 39 estados de EEUU con personas infectadas por coronavirus, según datos estatales.

El gobierno federal norteamericano no le sigue la pista a los residentes de los ancianatos que han muerto por el virus, ni a la cantidad de instalaciones que han tenido brotes, a pesar de la alta tasa de mortalidad entre esta población y las afecciones de salud subyacentes.

Algunos estados como Florida se han negado a revelar dicha información y el acceso a las pruebas es muy limitado en muchos estados, lo que significa que el número real de muertes por COVID-19 en los geriátricos es probablemente mayor.

Abuela de 90 años, usa una mascarilla protectora debido al brote de un nuevo coronavirus (COVID-19)
Abuela de 90 años, usa una mascarilla protectora debido al brote de un nuevo coronavirus (COVID-19)

El mayor aumento en las cifras de muertes en la residencias de adultos mayores se produjo en el estado de Nueva York, donde el recuento de víctimas se incrementó de 1.330 la semana pasada a 3.060, según un portavoz de salud del estado. Eso significa que el 2,3 por ciento de los 131.000 residentes de Nueva York que viven en estos lugares han muerto, hasta el momento, por el coronavirus.

En Nueva Jersey, el coronavirus se ha extendido a más del 95 por ciento de los 375 centros de atención para adultos mayores del estado, según las autoridades gubernamentales de salud. En los últimos ocho días, el número de muertes en ancianatos ha aumentado casi cinco veces en Nueva Jersey, de 128 a 625 muertes, de acuerdo con la información suministrada por los funcionarios.

Massachusetts también se ha visto muy afectado, con 444 muertes en 214 geriátricos. El estado no le proporcionó datos sobre el número de muertes a NBC News cuando realizó su primer recuento el viernes pasado.

A pesar de la rápida y mortal propagación del virus, solo 17 estados han revelado los nombres de los geriátricos afectados por el coronavirus.

Algunas familiares que tiene a sus seres queridos en hogares de este tipo, que se encuentran afectados por el brote, le dijeron a NBC News que temen que les estén ocultando la realidad sobre el creciente número de casos.

El gobierno federal de EEUU solo exige que los hogares de ancianos informen a los familiares de un residente infectado, no a otras familias.

Una persona identificada como Niki Smith le dijo previamente a NBC News que recién se enteró de un brote de coronavirus con más de 100 casos en un ancianato de Nashville donde se encuentra su padre, porque su hermano descubrió la noticia en Facebook.

“Me gustaría poder contar con comunicación por parte del centro”, dijo Smith. “Me toca buscar en los noticieros para obtener información en vez de recibirla por parte de las autoridades de las instalaciones”.

Una anciana usa un tapabocas hace gestos dentro de un comedor durante el aislamiento del coronavirus
Una anciana usa un tapabocas hace gestos dentro de un comedor durante el aislamiento del coronavirus

Seema Verma, el administrador de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, que supervisa los hogares para ancianos, dijo en una conferencia telefónica con periodistas que la agencia estaba “buscando ir más allá” para exigir que los ancianatos divulguen públicamente los casos. Pero Verma no llegó a anunciar ningún cambio en las políticas para los centros de atención a largo plazo.

El gobierno federal ha enfrentado fuertes críticas por parte de senadores demócratas y defensores de los residentes de hogares para ancianos por no rastrear la cantidad de instalaciones con brotes de coronavirus y la cantidad de muertes.

Verma reconoció que el gobierno federal podría hacer más. “Reconocemos que debería haber más informes”, dijo Verma a los periodistas. Dijo que la agencia divulgaría planes para rastrear brotes en hogares de ancianos a fines de esta semana que proporcionarían “información en tiempo real sobre COVID en hogares de ancianos”.

Katie Smith Sloan, presidenta y directora ejecutiva de Leading Age, la asociación de proveedores sin fines de lucro de servicios de vejez, dijo a NBC News en un comunicado que el grupo alienta la recopilación de datos por parte del gobierno para rastrear la propagación del virus. “Es crucial que todos los proveedores sean transparentes” y extiendan “la comunicación sobre casos positivos con el personal, los residentes y las familias”, agregó Sloan.

Otros en la industria también han alentado a los hogares para ancianos a ser más abiertos acerca de los brotes de coronavirus en sus instalaciones.

“Notifique a todos los residentes, familias y personal cuando la instalación tenga su primer caso COVID-19 confirmado”, dijo Mark Parkinson, presidente y CEO de la Asociación Estadounidense de Atención Médica y el Centro Nacional para la Vida Asistida en un comunicado a NBC News.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

TE PUEDE INTERESAR