Hurley James, la víctima de un crimen que conmocionó a Montana
Hurley James, la víctima de un crimen que conmocionó a Montana

Los abuelos de un niño de 12 años quedaron acusados de homicidio deliberado, junto al tío de la víctima, luego de haberlo golpeado hasta la muerte en medio de otros abusos, en el estado de Montana.

James Sasser Jr., de 47 años, y Patricia Batts, de 48, comparecieron en el Tribunal de Justicia del Condado de Gallatin por la muerte de James Alex Hurley el 3 de febrero, en el pueblo West Yellowstone. Se fijó una fianza de 750.000 dólares para Batts y 500.000 dólares para Sasser. No presentaron alegatos y solicitaron defensores públicos.

Hurley había estado viviendo con sus abuelos, dos tíos y una tía en West Yellowstone durante unos dos años, según los registros del tribunal.

Después de su muerte, los investigadores encontraron pruebas, incluyendo videos, que indicaban que los abuelos de Hurley y su tío, un adolescente de 14 años, abusaban de él regularmente, incluso golpeándolo con una paleta de madera y guardando bajo llave la comida.

La tortura y las palizas sistemáticas perpetradas a la víctima en este caso condujeron a su muerte”, dijo el fiscal Bjorn Boyer.

Batts y el tío dijeron a los investigadores que Hurley y su tío tuvieron una “mala pelea” el 27 de enero. El tío informó que encontró a Hurley parado sobre Batts con un cuchillo, según los registros del tribunal.

El adolescente también reconoció haber pateado a Hurley en la cabeza varias veces en las 24 a 36 horas antes de su muerte, según los documentos de la acusación.

La diferencia física entre ambos jóvenes era muy notoria. El tío mide 1,83 metros y pesa 136 kilogramos, mientras que Hurley medía 1,60m y pesaba 45 kilogramos, según los documentos de la acusación.

Batts dijo que Hurley durmió en el suelo de la sala de estar y estuvo murmurando y gimiendo toda la noche antes de que informara de que lo había encontrado muerto a la mañana siguiente.

Nadie buscó atención médica para la víctima, dijo Boyer. La autopsia encontró que tenía moretones por todo el cuerpo y murió por un traumatismo en la cabeza.

El miércoles, el joven de 14 años fue acusado de homicidio deliberado en el tribunal de menores y su fianza se fijó en 500.000 dólares, según informó el Bozeman Daily Chronicle.

Los abuelos fueron acusados bajo la ley de homicidio doloso, alegando que cometieron un delito grave de asalto agravado que contribuyó a la muerte del niño, indicó Boyer. Señaló, además, que buscó una fianza más alta para Batts, creyendo que ella es más culpable. “Ella está en muchos de los videos que muestran la tortura de este joven (...) Está en los videos que se ven estrangulando al chico, que se ven golpeando al chico”.

El abogado Ryan Peabody, que apareció con Batts y Sasser, se reservó el derecho de argumentar a favor de una reducción de la fianza.

Con información de AP