Dos hombres acosaron a dos transexuales que comían en un restaurante en Miami. Las mujeres trans pidieron en reiteradas ocasiones que cesaran las burlas y los comentarios despectivos hacia ellas. Sin embargo, los hombres siguieron y ellas, hartas de la situación, respondieron a los golpes.

En un video que fue grabado por una persona que estaba en el lugar, se ve que en un comienzo uno de los hombres les grita algo —no se logra entender lo que dice— hacia ellas, que no responden y siguen comiendo en la mesa, informó el diario El Nuevo Herald.

La situación se torna tensa cuando el otro acosador, el más viejo, se levanta de la mesa en la que estaba y se sienta al lado de la chica trans rubia, quien lo rechaza, lo empuja un poco con la mano para apartarlo y hace que se levante. Ante esta situación, el otro hombre se burla, se ríe fuerte y golpea la mesa.

La trans rubia le dice al hombre que se sentó a su lado que ella no le ha dado confianza para que haga eso. Él le responde que es de Cuba y ella, ahora sí enojada, le dice que no le hable más o lo golpea. Mientras tanto, el otro acosador sigue burlándose de las dos amigas. No obstante, por la calidad del audio del video, no se logra entender lo que dice.

En ese momento la trans rubia se levanta de la mesa y enfrenta a los acosadores: a uno le dice que no se siente más a su lado y al otro le pide que no le hables más. Pero el hombre le sigue hablando y ella enojada le advierte que le va a pegar.

Tócame, maricón. Cara de pinga”, le responde el acosador. La amiga de la rubia, furiosa ante el insulto, se abalanza contra el hombre y comienza propinarle golpes; él le responde también con trompadas.

¿Cómo fue que dijiste, qué dijiste? A mí me respetas porque soy ciudadana, soy nacida en Florida. ¿De dónde eres tú? Ubícate que esto no es Cuba”, le responde la trans de cabello rojo.

Luego la trans rubia se une a la pelea y ayuda a su amiga, quien ahora le pega al acosador con su tacón. Las dos lograron reducir al hombre, que termina tirado en el piso del restaurante.

“A mí me respetas”, le sigue diciendo indignada la del cabello rojo ante la situación de acoso que vivió.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: