Los Estados Unidos condenaron hoy la detención del líder opositor cubano José Daniel Ferrer y exigió que el régimen de La Habana inicie los trámites para su inmediata liberación. El pedido formal fue hecho a través de la encargada de Negocios norteamericana en Cuba, Mara Tekach.

El pedido de la diplomática fue hecho luego de que el arbitrario encierro del conductor de la Unión Patriótica de Cuba (Unpaco) cumpliera un mes y no se tengan noticias de su estado ni su situación judicial. Junto a él fueron apresados otros activistas opositores a la dictadura castrista. “Estoy aquí para hablarles sobre algo que está pasando y que es cada día más procupante", señaló Tekach en un video.

El gobierno de los Estados Unidos condena enérgicamente esta inadmisible detención. De la misma forma condenamos la injusticia contra Roberto Quiñones quien pronto cumplirá dos meses en prisión”, resaltó la diplomática.

Así mismo, indicó que Washington “continuará denunciando estas injustas detenciones”. A su vez, la encargada de Negocios en La Habana indicó que las familias de los detenidos políticos “desconocen su paradero, no saben qué les ha sucedido, si están bien de salud o de qué crímenes se les acusa”.

Ferrer fue arrestado por fuerzas del régimen cubano el martes 1 de octubre en su domicilio en Santiago de Cuba. El coordinador general de la UNPACU -la organización pacífica de derechos humanos y pro-democrática más extendida de la isla- fue sacado por la fuerza de su casa ante la presencia de su mujer y sus hijos, un bebé de 3 meses, otro de 2 años, un menor de 14 y otro de 16. Este último, José Daniel Ferrer Cantillo, fue detenido y retenido durante cinco horas en el propio lugar del asalto.

José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba. Fue detenido por el régimen castrista el pasado 1 de octubre y está incomunicado
José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba. Fue detenido por el régimen castrista el pasado 1 de octubre y está incomunicado

La ONG Cuban Prisoners Defenders denunció el arresto de Ferrer e informó que también permanecen detenidos en paradero desconocido e incomunicados Fernando González Vaillant, activista de derechos humanos; y José Pupo Chaveco, una persona en riesgo de exclusión social que UNPACU acogía en su sede para asistirlo socialmente.

Fuerzas combinadas especiales al mando (que dirige directamente Raúl Castro y que no dependen de los mandos provinciales en Cuba) y efectivos auxiliares de la Seguridad del Estado y Ministerio del Interior sitiaron la casa de José Daniel Ferrer, donde se ubica la sede principal de la UNPACU, y cortaron las comunicaciones a todos los activistas. A las 7:00 de la mañana del martes, dichas fuerzas entraron violentamente en tres viviendas que conforman la sede principal de UNPACU en Santiago de Cuba.

En el asalto, informó Cuban Prisoners Defenders, detuvieron a los mencionados José Daniel Ferrer García, Fernando González Vaillant y José Pupo Chaveco. Pero además retuvieron a Ibeisi Chacón García, Sandy Ramírez y Evert Luis Hidalgo Ladrón de Guevara. A los dos últimos los tuvieron detenidos durante cinco horas en las sedes hasta liberarlos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: