En 1914 se descubrieron los primeros restos de este grupo de dinosaurios, pero en África (Foto: Chokchaloemwong)
En 1914 se descubrieron los primeros restos de este grupo de dinosaurios, pero en África (Foto: Chokchaloemwong)

Los restos fósiles de un dinosaurio carnívoro de gran tamaño -y que fuera uno de los más temibles depredadores hace más de 113 millones de años- fueron desenterrados en Ban Saphan Hin, Tailandia.

Hace millones de años, esa región ubicada en el Sureste asiático albergaba antiguos terrenos inundables que eran aterrorizados por temibles dinosaurios conocidos por sus dientes de tiburón.

Un grupo de científicos comunicaron este miércoles que el dinosaurio, llamado Siamraptor suwati, tenía más de 26 pies de altura -unos nueve metros- y que pesaba al menos tres y media toneladas.

Siamraptor, el dinosaurio carnívoro más grande jamás descubierto en Tailandia, vivió durante el periodo Cretáceo -mismo que inició hace 145.500.000 años y terminó hace 65,5 millones- y se aprovechó de los dinosaurios que se alimentaban de plantas y frutos, de acuerdo con la versión de los investigadores.

(Foto: Chokchaloemwong)
(Foto: Chokchaloemwong)

Duangsuda Chokchaloemwong, paleontólogo de la Universidad Nakhon Ratchasima Rajabhat, junto con autoridades del Museo de Fósiles Khorat en Tailandia, fueron quienes informaron sobre el descubrimiento de esqueletos parciales de cuatro ejemplares de Siamraptor en Korat, Tailandia.

Los fósiles incluyen partes del cráneo, columna vertebral, extremidades, caderas y sus famosos dientes de tiburón.

“Siamraptor es el depredador más grande y, por lo tanto, podría ser un depredador máximo en ese momento”, dijo el paleontólogo Soki Hattori de la Prefectural University y el Fukui Prefectural Dinosaur Museum en Japón.

La palabra Siamraptor significa “ladrón de Tailandia” y dio nombre a este gigante que arrojó pistas sobre la historia evolutiva de un grupo de dinosaurios conocido como carcharodontosaurios.

Imagen ilustrativa (Foto: Archivo)
Imagen ilustrativa (Foto: Archivo)

El miembro más conocido del grupo es Carcharodontosaurus, que significa “lagarto de dientes de tiburón”, un dinosaurio que se encontraba entre los carnívoros más grandes del planeta Tierra, que vivió hace unos 90 millones de años en el Norte de África y alcanzó unos 45 pies (13,5 metros) de longitud. Los dientes de los dinosaurios en este grupo se jactaban de rasgos similares a los de un tiburón, lo que permite un desgarro eficiente para poder devorar a sus presas.

“Los dientes de los carcharodontosaurios, incluido el Carcharodontosaurus, exhiben ondulaciones características de la superficie a lo largo del margen del delgado ‘diente de tiburón’ en forma de cuchilla. Esta característica también se observa en los dientes de Siamraptor”, agregó Hattori.

La evidencia de este grupo de dinosaurios surgió por primera vez del Sahara egipcio en el año 1914, cuando una expedición financiada por el paleontólogo alemán Ernst Stromer encontró dientes de dinosaurio que fueron aserrados como cuchillos de carne.

Los restos le recordaron a Stromer a los de Carcharodon, el género de tiburones que incluye al gran tiburón blanco, por lo que en 1931, nombró al dinosaurio Carcharodontosaurus saharicus.

Es el dinosaurio más antiguo encontrado en Tailandia (Foto: Archivo)
Es el dinosaurio más antiguo encontrado en Tailandia (Foto: Archivo)

Los carcharodontosaurios se conocen también por fósiles de Europa, lo que deja a los investigadores sorprendidos de encontrar a un miembro de ese grupo en el Sudeste asiático.

Los carcharodontosaurios son parte de un conjunto de dinosaurios más grande llamado terópodos que abarca a todos los dinosaurios carnívoros, incluidos el famoso Tyrannosaurus rex, que vivió en América del Norte en el ocaso de la era de los dinosaurios hace unos 66 millones de años, así como las aves.

Los carcharodontosaurios diferían de algunos de los terópodos más construidos, como el Tyrannosaurus.

“Tienen un cráneo estrecho y ligeramente construido con cuernos o crestas en el techo del cráneo y extremidades anteriores relativamente robustas con tres dedos”, dijo Hattori.

El estudio, parte de una colaboración de investigación llamada Proyecto Dinosaurio Japón-Tailandia, fue publicado en la revista PLOS One.