El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo el martes durante la Asamblea General de la ONU que sería una “oportunidad perdida” si el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, y su par iraní, Hassan Rohani, no se reúnen durante la visita de ambos a Nueva York.

Al presentar a Rohani al primer ministro británico, Boris Johnson, un sonriente Macron dijo que si el presidente iraní se va “sin reunirse con el presidente Trump, honestamente esta es una oportunidad perdida porque él no regresará en algunos meses”, como puede verse en un video distribuido por la agencia AFP. “Él [Trump] no irá a Teherán”, agregó luego el mandatario galo.

Instantes después, Johnson explicó que “tenemos que estar en este lado de la piscina y saltar al mismo tiempo”, en referencia a los intentos de los firmantes europeos (Francia, Reino Unido y Alemania) de mantener el acuerdo nuclear de 2015, a pesar de la salida de Estados Unidos en 2018, y los canales de comunicación abiertos.

El presidente estadounidense Donald Trump y su par iraní Hassan Rohani
El presidente estadounidense Donald Trump y su par iraní Hassan Rohani

Desde aquella decisión tomada por Trump, que incluyó el restablecimiento de sanciones económicas sobre la república islámica, las tensiones entre Washington y Teherán han ido en aumento.

A principios de septiembre, un ataque contra infraestructura petrolera en Arabia Saudita, que Washington atribuye a Irán, recrudeció las tensiones entre ambos países, con nuevas sanciones por parte de Estados Unidos.

Sin embargo, el mismo Trump ha dicho que esta abierto a mantener un diálogo con Irán, y los rumores y especulaciones sobre un posible encuentro con Rouhani han estado creciendo en las últimas semanas, especialmente por la cercanía de la apertura de sesiones de la Asamblea General de la ONU, que reúne a los líderes el mundo en Nueva York.

El primer ministro del Reino Unido junto a Rohani durante una reunión en Nueva York (AFP)
El primer ministro del Reino Unido junto a Rohani durante una reunión en Nueva York (AFP)

Al respecto, la Casa Blanca aseguró no tener nada programado aunque tampoco estaba preparada para descartar una reunión.

Detrás de este esperado encuentro, con el que se espera reducir las tensiones en alza en Medio Oriente, está la figura de Macron, quien aspira a que un encuentro cara a cara ayude a mejorar la relación entre Washington y Teherán, históricos enemigos desde la revolución islámica de 1979 que llevó al régimen teocrático actual al poder.

Johnson, quien luego del corto intercambio mantuvo una reunión con el presidente iraní, ha manifestado su satisfacción con un posible encuentro entre Trump y Rohani y dijo estar de acuerdo con los esfuerzos de Macron para lograrlo, por lo que su referencia a “salta a la piscina” podría estar también relacionada a esta posibilidad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: