(Reuters)
(Reuters)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, invitó al ministro de Exteriores de Irán a la Casa Blanca el mes pasado, en un momento de máxima tensión entre ambos países, informó la revista The New Yorker.

La invitación, remitida por el senador Rand Paul con permiso del presidente, no ha sido aceptada hasta el momento, según esta información publicada el viernes. El canciller iraní, Mohamad Javad Zarif, dijo que esta decisión le corresponde tomarla a Teherán.

Por el momento, ni la Casa Blanca ni el Departamento de Estado confirmaron la información de la revista, que cita fuentes estadounidenses e iraníes.

Zarif le aseguró a la revista que no quería una reunión de la que solo se obtenga una foto y un declaración de dos páginas.

El canciller iraní Mohammad Javad Zarif ha sido sancionado por EEUU (Reuters)
El canciller iraní Mohammad Javad Zarif ha sido sancionado por EEUU (Reuters)

Trump ha repetido en público su disposición a mantener conversaciones con los iraníes aunque acusa a Teherán de régimen corrupto, incompetente y peligroso, una amenaza para la seguridad regional y los intereses estadounidenses.

Trump retiró el año pasado a Estados Unidos de un acuerdo internacional para frenar el programa nuclear de Irán y volvió a imponer sanciones a Teherán, incluso esta semana al propio Zarif, en un esfuerzo por obligarlo a negociar el acuerdo.

Paul trabajó durante semanas para organizar una reunión con Zarif y, el 15 de julio, conversó con él en Nueva York y le pasó una invitación de Trump para que fuera a la Casa Blanca, informó la revista.

Durante una hora de charla con Rand, Zarif sugirió formas de poner fin al estancamiento nuclear y abordar las preocupaciones de Trump, dijo The New Yorker.

Las tensiones entre los dos países se dispararon en el Golfo en junio y julio con ataques contra petroleros y los derribos de dos drones, uno iraní y otro estadounidense.

Trump dijo que ordenó un ataque militar contra Irán, suspendido solo un minuto antes de su ejecución, después del derribo por parte de Teherán del avión no tripulado estadounidense.

Con información de AFP