(Video: Univision 23)

La Policía de Miami Beach ha destinado al menos 25 agentes más para patrullar este fin de semana de "Spring Break" sus calles y playas, ante los disturbios, accidentes y caos que se han registrado desde el inicio de las vacaciones de primavera, informaron hoy medios locales.

Los miles de jóvenes estadounidenses que inundan las playas de Miami Beach para disfrutar de sus vacaciones de primavera están creando estos días un dolor de cabeza a la Policía, que ha recibido numerosas quejas de vecinos y alertas de accidentes mortales y disturbios.

Por ello, tras una reunión mantenida este martes, las autoridades han decidido aumentar las dotaciones de la Policía para patrullar por las playas y calles adyacentes como Ocean Drive y Collins Avenue, muy populares y concurridas por los jóvenes.

Desde que comenzaron esta semana las vacaciones de "Spring Break" se han registrado peleas, accidentes de auto, uno de ellos mortal, y hechos aislados de vandalismo.

(Foto: pixabay)
(Foto: pixabay)

Así, este martes una caseta de socorristas de South Beach, a la altura de Ocean Drive, fue incendiada, y una pelea en una discoteca acabó con una persona hospitalizada, recogió el canal NBC6.

Además, otra riña en la playa entre dos chicas terminó con una de ellas inconsciente en el suelo, tras recibir un puñetazo por parte de un joven, como se vio en las redes sociales.

Y en el suceso más grave, una joven de 23 años murió al caer de la ventanilla del auto en que viajaba por la autopista que conecta el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) con Miami Beach y ser atropellada por otro coche.

El jefe de la Policía de Miami Beach, Richard Clements, reconoció al canal citado que se subestimó las concentraciones de jóvenes y que el número de efectivos de la Policía, unos 250 agentes para mantener el orden, era un número insuficiente.

(Foto: pixabay)
(Foto: pixabay)

En otras imágenes subidas a las redes sociales se ve a un conductor en la autopista MacArthur Causeway, que conecta con el sur de Miami Beach, servir alcohol a los pasajeros de otro automóvil.

Según el diario The Miami Herald, el escuadrón de la policía de 25 agentes adicionales usará un equipo de protección para patrullar la playa próxima a Ocean Drive y "confiscará alcohol y drogas".

El objetivo, según el rotativo, es "evitar que los visitantes se emborrachen y causen problemas una vez que la fiesta en la playa" se traslada a zonas de ocio y diversión de South Beach, al anochecer.

Durante el mes de marzo, Miami Beach es el destino predilecto de muchos jóvenes universitarios estadounidenses que acuden a esta parte del país para disfrutar su periodo de vacaciones, atraídos por el clima cálido y la oferta de ocio nocturno que caracteriza a esta parte del sur de Florida.

Con información de EFEUSA