Un asesino de 70 años condenado a muerte se convirtió el jueves en el hombre de mayor edad en ser ejecutado en Texas desde que Estados Unidos restableció la pena de muerte.

El Departamento de Justicia Criminal del estado confirmó la ejecución de Billie Wayne Coble, condenado por el asesinato de tres personas en 1989: los padres y el hermano de su esposa, quien había solicitado el divorcio.

Murió por inyección letal el jueves por la noche en la cámara de la muerte de Texas en Huntsville, solo un par de horas después de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazara una apelación de último minuto.

Coble es el tercer reo ejecutado este año en Estados Unidos y el segundo en Texas, el estado que más penas capitales aplica.

El año pasado, hubo 25 ejecuciones en Estados Unidos, más de la mitad de ellas en Texas.

Es el hombre más viejo en ser ejecutado en Texas desde que la Corte Suprema del país restableció la pena capital en 1976.

El ejecutado de mayor edad en todo el país es Walter Moody, puesto a morir el año pasado en Alabama a los 83 años por colocar bombas en forma serial.

Los reclusos pueden languidecer en el corredor de la muerte durante décadas a medida que sus casos atraviesan recursos en distintos tribunales. Hay unos 30 condenados a muerte en Texas que han estado en prisión por más de 25 años, según el periódico Texas Tribune.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: