(FBI)
(FBI)

Una ex oficial de la Fuerza Aérea estadounidense que desertó a Irán en 2013 fue acusada de espiar a favor del régimen persa, según se conoció este miércoles tras la desclasificación de documentos del Departamento de Justicia.

Según los archivos, Monica Witt, de 39 años, trabajó durante años en el área de contrainteligencia, pero tuvo un cambio "ideológico" contra su país y filtró información sobre las operaciones de EEUU vinculadas a Irán, como nombres en código de agentes y tareas.

Witt, además, reveló datos sobre sus compañeros y ayudó a la Guardia Revolucionaria a desarrollar objetivos entre los militares estadounidenses. "Los cargos revelados son el resultado de años de trabajos de investigación del FBI sobre la traición de Monica Witt a su juramento de cuidar la inteligencia y los secretos de defensa", indicaron las autoridades.

El rastro de la oficial se perdió en 2013, cuando trabajaba como profesora de inglés en Afganistán y Tayikistán. Por ese entonces, se sospechaba que viajó a Emiratos Árabes Unidos o Irán, donde había estado al menos dos veces. Ahora, se conoció que el régimen iraní le ofreció alojamiento y acceso a equipos electrónicos, con los que divulgó información clasificada.

El Fiscal General Adjunto de la División de Seguridad Nacional, John Demers, detalló en conferencia de prensa que cuatro hackers iraníes también fueron acusados por ciberdelitos contra ex compañeros de Witt en 2014, meses después de la deserción.

"Este caso muestra los peligros a los que se exponen los profesionales de inteligencia y el esfuerzo de nuestros adversarios por identificarlos, exponerlos, atacarlos y, en algunos casos raros, lograr ponerlos de su lado, contra la nación que juraron proteger", declaró Demers.

También, las autoridades explicaron que los hackers crearon en 2015 cuentas de Facebook en las que se hicieron pasar por agentes de inteligencia de EEUU y lograron que sus solicitudes de amistad sean aceptadas por los agentes, ganando acceso a sus datos personales.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: