La entrada del 220 Central Park South en Nueva York, donde se emplaza la magnífica torre donde Ken Griffin compró la casa más cara de los Estados Unidos
La entrada del 220 Central Park South en Nueva York, donde se emplaza la magnífica torre donde Ken Griffin compró la casa más cara de los Estados Unidos

¿Vista? A Central Park. ¿Luminosidad? Excelente. ¿Orientación? ¡Central Park! ¿Humedad? Olvídese. ¿La instalación eléctrica? Con tecnología de avanzada. ¿Garage? Sí. ¿Espacios comunes? Los que necesite. ¿Dependencias? Para un ejército. ¿Vecinos molestos? No se lo podemos asegurar.

Esas quizás habrán sido algunas de las preguntas que el multimillonario Ken Griffin le hizo al agente de real estate que le ofreció la propiedad más cara de los Estados Unidos: un penthouse en construcción que el magnate de fondos de inversión adquirió por 238 millones de dólares. El edificio donde se emplazará su casa está situado en el 220 de Central Park South, en el corazón de Nueva York.

Ken Griffin, fundador del fondo de inversión Citadel en 1990, es el comprador récord de Nueva York y los Estados Unidos
Ken Griffin, fundador del fondo de inversión Citadel en 1990, es el comprador récord de Nueva York y los Estados Unidos

Con la compra, Griffin -fundador en 1990 del fondo de inversión Citadel, basado en Chicago- rompió el anterior récord de la ciudad que estaba en manos de Michael Dell, dueño de la empresa tecnológica Dell, quien había comprado otro penthouse en la 57th Street por 100 millones de dólares.

Pero también la marca nacional: estaba en manos de otro colega, también dedicado a fondos de inversión. Barry Rosenstein pagó por su casa en The Hamptons 137 millones de dólares en 2014.

El desembolso de Griffin no es sólo una apuesta a futuro. Lo hizo en momentos que Citadel está expandiéndose en Nueva York. En los últimos meses inauguró su nueva sede que quedará muy cerca de la nueva propiedad del magnate: del otro lado de Central Park.

En esta foto de archivo del 26 de mayo de 2016, una grúa se encuentra sobre la construcción en curso de un nuevo rascacielos de condominios en 220 Central Park South en Nueva York. El fundador del fondo de cobertura de Citadel, Ken Griffin, un fundador multimillonario del fondo de cobertura, ha comprado un ático en Nueva York por aproximadamente $ 238 millones (AP)
En esta foto de archivo del 26 de mayo de 2016, una grúa se encuentra sobre la construcción en curso de un nuevo rascacielos de condominios en 220 Central Park South en Nueva York. El fundador del fondo de cobertura de Citadel, Ken Griffin, un fundador multimillonario del fondo de cobertura, ha comprado un ático en Nueva York por aproximadamente $ 238 millones (AP)
(Crédito: vornado.com)
(Crédito: vornado.com)
Otra vista de la construcción de la torre neoyorquina en 2016 (AP)
Otra vista de la construcción de la torre neoyorquina en 2016 (AP)
Una vista de la construcción del 220 Central Park South en noviembre de 2017
Una vista de la construcción del 220 Central Park South en noviembre de 2017
Así se verá la torre cuando esté terminada (Crédito: vornado.com)
Así se verá la torre cuando esté terminada (Crédito: vornado.com)
(Crédito: vornado.com)
(Crédito: vornado.com)

La compra de Griffin se dio pocos días después de que también adquiriera -por 122 millones de dólares- una mansión en Londres, muy cerca del Palacio de Buckingham, de acuerdo a Bloomberg.

Su nueva propiedad de Nueva York tendrá nada menos que ¡2.230 metros cuadrados! Más de la mitad del mínimo que se requiere para un terreno de fútbol profesional (45 metros de ancho, 90 metros de largo). "¡Wow! Espero que tenga varios baños", dijo en diálogo con el diario inglés The Guardian el abogado Philip Mangano, uno de los más fervientes defensores de las personas sin techo en los Estados Unidos.

La torre desde la cual Griffin podrá disfrutar de la más espectacular vista de la ciudad tendrá 79 pisos y se emplazará en el 220 Central Park South, a un puñado de metros de Columbus Circus. Su constructora es la conocida Vornado Realty Trust y fue diseñada por el arquitecto Robert A.M. Stern.

No fue la única inversión que hizo Griffin en los últimos años. Además de las adquiridas en Nueva York y Londres, el empresario compró propiedades en Chicago, Miami Beach y Palm Beach, Florida. Destinó cientos de sus millones en todas ellas.

En tanto que una mansión diseñada por Bruce Makowsky en Bel Air, Los Angeles, se creía que era la más cara de la historia de los Estados Unidos, la adquisión del fundador de Citadel rompió esa marca.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: