Seven Bridges tenía 10 años. Decidió quitarse la vida luego de padecer un incesante bullying en su colegio de Kentucky
Seven Bridges tenía 10 años. Decidió quitarse la vida luego de padecer un incesante bullying en su colegio de Kentucky

Un niño de 10 años de LouisvilleKentucky decidió suicidarse luego de padecer un interminable bullying por parte de sus compañeros como consecuencia de la colostomía que se le había realizado. La víctima fue identificada como Seven Bridges, quien decidió ahorcarse para terminar con su vida y el tormento que sufría en el colegio.

El trágico final ocurrió el sábado pasado en su casa, mientras su madre había salido a hacer compras para comer. Al regresar, la mujer –Tami Charles– encontró al pequeño Seven colgando en el interior de un ropero.

"Vi la muerte de mi hijo. Es algo que está en mi cabeza", dijo Tami al canal de noticias local WHAS-TV.

El pequeño  había nacido con su intestino delgado complicado. Atravesó 26 cirugías que no dieron resultado. Como consecuencia de ello, debieron realizarle una colostomía y colocarle una bolsa anexada a su abdomen, que colectaba los desechos de su colon fuera de su cuerpo.

Los homenajes a Seven Bridges se multiplicaron en los últimos días en las redes sociales
Los homenajes a Seven Bridges se multiplicaron en los últimos días en las redes sociales

Su problema de salud fue solucionado en parte. Sin embargo, al retornar al colegio, sus compañeros le hicieron la vida imposible. Fueron meses de acoso en los que Seven no hacía más que sentirse aún peor. Primero su frágil salud, segundo, su tormento constante en la escuela a la que asistía: la Kerrick Elementary School.

Su madre contó el drama al mismo medio. "JCPS: todos ustedes le fallaron a mi bebé", fue el descarnado reproche de la madre. Tami está evaluando los pasos por seguir. Según comentó, planea iniciar acciones legales contra el distrito escolar de Jefferson County Public School y la institución por haber desatendido a su pequeño hijo.

"Descubrimos que el sistema escolar tenía muchos agujeros y muchas inconsistencias con sus políticas sobre el acoso escolar. Se pararon en el mensaje verbal, el servicio de labios de tolerancia cero, pero no cumplieron", dijo la mujer, conmovida.

Renee Murphu, director de comunicaciones del Jefferson County Public School, dijo estar devastado con la noticia. "Nuestros corazones están rotos por esta familia. La comunidad escolar está lastimada en estos momentos", dijo el directivo.

Entre las cosas que le hicieron al pequeño figuran dos muy graves. Lo insultaron con la "palabra que comienza con N", uno de las agresiones raciales más duras en los Estados Unidos. Además, en septiembre, uno de sus compañeros lo ahorcó en el bus escolar. Pero, sobre todo, continuamente le decían que tenía mal olor, producto de la bolsa de colostomía que debía acompañarlo todo el tiempo.

Sus padres ya habían decidido un cambio absoluto en la vida del niño. Pero fue tarde. Lo habían anotado en otra institución –DuBois Academy– para el ciclo entrante."Hablaríamos con él sobre tener nuevos amigos y un nuevo comienzo. Tendría que llegar al final del año", reveló Tami.

Al nacer, a Seven lo llamaron el "bebé del milagro". Es que a su madre le habían dicho que jamás podría tener hijos. Que era imposible. Sin embargo, hace 10 años, el niño nació. Frágil. Pero sobrevivió al parto y a 26 cirugías. Fue allí, a muy temprana edad, que debieron colocarle la prótesis.

Por último, Tami le envió un mensaje a los niños que acosaron permanentemente a su pequeño: "Seven lo hizo. Él los perdonó, en verdad. Encontró su paz. Ahora es tiempo de que ustedes encuentren la propia y se perdonen a ustedes".

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: