El presidente de los EEUU, Donald Trump, y su par chino, Xi Jinping; durante su cumbre en Beijing en noviembre de 2017
El presidente de los EEUU, Donald Trump, y su par chino, Xi Jinping; durante su cumbre en Beijing en noviembre de 2017

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este jueves que sus políticas económicas y comerciales han afectado considerablemente la economía de China y advirtió que tiene preparadas nuevas represalias contra el gigante asiático.

"Me queda mucho más por hacer", afirmó en una entrevista en la cadena oficialista Fox News. En ese sentido, señaló que preferiría no continuar con las represalias, pero consideró necesario que ambas potencias conversen sobre la relación comercial. "Deben venir a la mesa. Ellos quieren negociar, quieren negociar mucho, pero creo que no están listos", sostuvo.

El mandatario enfatizó el alto déficit comercial del país, que con respecto a China fue estimado en 375.000 millones de dólares en 2017 con respecto a China y ha continuado aumentando este año, pese a las medidas del Departamento de Comercio. De todas formas, indicó que los nuevos aranceles "han tenido un gran impacto" en la economía de Beijing.

"Creo que (los chinos) han vivido muy bien por demasiado tiempo. Supongo que piensan que los estadounidenses somos tontos", agregó. También, declaró que EEUU ha ayudado a reconstruir China "más que nadie".

(Reuters)
(Reuters)

Guerra comercial

En julio, Washington comenzó a aplicar al gigante asiático una primera batería de sanciones con aranceles a las importaciones chinas (la mayoría del sector industrial) por valor de 34.000 millones de dólares, a lo que Beijing respondió acto seguido con idénticas medidas por similar cuantía.

En agosto, la Casa Blanca impuso una segunda ronda de gravámenes por valor de 16.000 millones de dólares, que provocó una denuncia oficial por parte del Gobierno chino ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Esta medida no amilanó a Trump y el 24 de septiembre su Administración ha anunció aranceles del 10% por valor de 200.000 millones de dólares a productos chinos. El Gobierno de Xi Jinping respondió a esa medida aplicando gravámenes por valor de 60.000 millones de dólares a productos agrarios estadounidenses.

(Con información de Reuters y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: