Mark Zuckerberg (Reuters)
Mark Zuckerberg (Reuters)

Las malas noticias no para de llegar para el CEO de Facebook. Luego de verse obligado a presentarse ante miembros del Congreso de los EEUU tras el estallido del escándalo de filtraciones de datos de la consultora británica Cambridge Analytica, ahora un poderosos grupo de inversores de la red social quiere que Mark Zuckerberg responda personalmente por el daño que sufrió la poderosa red social.

Un artículo publicado en Business Insider, un respetado sitio de noticias vinculadas al mundo de los negocios, asegura que un influyente conjunto de inversores que controla USD 3 mil millones en acciones de la plataforma digital, estaría enfocado en provocar la salida del joven ejecutivo de solo 34 años.

Según consigna el periodista Jake Kanter, el objetivo fundamental es romper con la estructura administrativa actual para poder generar cambios profundos a nivel de management, en medio de un sentimiento de malestar generalizado entre los inversionistas tras la salida a la luz de cuestionables maniobras que tuvieron como protagonista directo o indirecto a Facebook.

La revuelta apunta directo contra la base de poder del CEO y creador de la red social, hoy convertido en una de las personas más poderosas y acaudaladas del mundo. El artículo sugiere que, hasta el momento, es este círculo cercano a Zuckerberg el que le habría permitido mantenerse inmune ante las iniciativas de los accionistas en su contra, que no coinciden con sus políticas.

(AP)
(AP)

Pero todo podría cambiar si la estrategia de seis estratégicos inversores surte efecto. Además de comparar a Zuckerberg con los capitalistas sin escrúpulos del siglo XIX, los cuales llegaron a acumular enormes mediante cuestionables emprendimientos, los detractores del hombre que acumula USD 64 mil millones en su cuenta bancaria quieren que Facebook designe a dos personas distintas para tomar el rol de Presidente y CEO de la multinacional.

Los inversores proponen que un nuevo ejecutivo tome el rol de Presidente de Facebook, en lugar de Zuckerberg, y además exigen una nueva estructura accionaria que logre minimizar la actual concentración de poder en manos del CEO en funciones y sus aliados.

Representantes de la red social aseguran que se estructura de liderazgo es "adecuada y efectiva" y además compartieron que dividir los roles de CEO y Presidente generaría "incertidumbre, confusión e ineficiencia".

Según consigna Business Insider, una vasta mayoría de los inversores independientes votaron, en reuniones recientes, a favor de las propuestas de los "rebeldes" citados. De cualquier forma y a pesar de que se ha acusado a Zuckerberg de dirigir la compañía como "una dictadura", los cambios radicales serán difíciles de implementar.

Sobre todo si se tiene en cuenta que, independientemente de los recientes embates sufridos a nivel de reputación, las acciones de Facebook han aumentado su valor más de 400 por ciento desde su salida a la bolsa en 2012.

Por su parte, los ingresos reportados crecieron casi en un 1.000 por ciento hasta alcanzar los USD 40 mil millones. Con más de 2.2 mil millones de usuarios activos mensuales, o lo que representa a alrededor del 30 por ciento de la población mundial, a simple vista parecería que Zuckerberg está haciendo bien su labor.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: