EEUU restringió los visados a los funcionarios del régimen de Nicaragua responsables de violaciones a los DDHH

La vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert, afirmó que el gobierno de Trump tomó la decisión por la violenta represión que dejó más de 120 muertos en la sprotestas contra Daniel Ortega

Las protestas contra Ortega comenzaron el 18 de abril
Las protestas contra Ortega comenzaron el 18 de abril

Estados Unidos impuso este jueves restricciones de visado a los responsables de abusos contra los derechos humanos o la democracia en Nicaragua, donde más de 120 personas murieron en protestas antigubernamentales, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

"La violencia política por parte de la policía y de matones progubernamentales contra el pueblo de Nicaragua, en particular contra estudiantes universitarios, muestra una flagrante falta de respeto por los derechos humanos y es inaceptable", expresó Nahuert en un comunicado.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo en la mesa del Diálogo Nacional (REUTERS/Oswaldo Rivas)
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo en la mesa del Diálogo Nacional (REUTERS/Oswaldo Rivas)

Las personas afectadas incluyen oficiales de la Policía Nacional de Nicaragua, funcionarios de gobiernos municipales y un funcionario del Ministerio de Salud.

"Son específicamente aquellos individuos que dirigen o supervisan la violencia en contra de ciudadanos que están ejerciendo sus derechos de reunión pacífica y libertad de expresión y por lo tanto socavan la democracia de Nicaragua. Estos funcionarios han actuado con impunidad en todo el país, incluyendo Managua, León, Estelí y Matagalpa", explica el departamento de Estado en un Comunicado.

Además, la administración Trump advirtió que "en algunas circunstancias, los familiares de estos individuos serán sometidos a las mismas restricciones".

"Estamos enviando un mensaje claro que los abusadores de los derechos humanos y aquellos que socavan la democracia no son bienvenidos en los Estados Unidos", afirmó Nauert.

EEUU, además, aseguró que continúan "monitoreando la situación y llevando a cabo acciones adicionales cuando sean necesarias. Estados Unidos continúa haciendo un llamado al fin de la violencia y apoyamos las negociaciones pacíficas para ponerle fin a la crisis".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: