Los estados de Arizona, Connecticut, California, Massachusetts, Oregón, Vermont, Washington, Rhode Island, Maryland y Nueva Jersey tienen políticas para cubrir días de enfermedad pagados a los trabajadores
Los estados de Arizona, Connecticut, California, Massachusetts, Oregón, Vermont, Washington, Rhode Island, Maryland y Nueva Jersey tienen políticas para cubrir días de enfermedad pagados a los trabajadores

El informe elaborado por el Centro de Prioridades de Políticas Públicas de Texas aseguró que el número total de trabajadores que no cobran por motivos de salud asciende a 4,3 millones de personas.

Por etnias, un 50% son de origen hispanos, un 37% son afroamericanos y un 33% son blancos.

Esta institución, que se define como "independiente de políticas públicas", considera este asunto como elemento fundamental del bienestar social, porque "sin importar qué tipo de trabajo hacen o cuánto ganan, deberían poder cuidar de sí mismos o de un ser querido enfermo".

En esta línea, el estudio refleja que los trabajadores menos remunerados, con salarios inferiores a los USD 15.000 anuales, son aquellos que más sufren las bajas por enfermedad, ya que solo un 31% de ellos recibe el pago.

Una cifra escasa en comparación con el 84% de los trabajadores que ganan más de USD 65.000 anualmente y que sí disfrutan de este derecho.

Austin fue la primera ciudad del estado en exigir una licencia por enfermedad pagada, que contó con la aprobación de una ordenanza municipal en febrero de este año, efectiva desde el próximo 1 de octubre
Austin fue la primera ciudad del estado en exigir una licencia por enfermedad pagada, que contó con la aprobación de una ordenanza municipal en febrero de este año, efectiva desde el próximo 1 de octubre

La falta de días de enfermedad pagados también afecta a los hijos de estas personas, puesto que en ocasiones "los niños acuden a la escuela enfermos" cuando sus padres no pueden ausentarse del trabajo para mantener los ingresos familiares.

Sin embargo, el fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, se opone a que las administraciones locales tomen acciones en este sentido, ya que según su opinión, solo el gobierno estatal tiene capacidad para ello.

"El desprecio del Consejo de la ciudad de Austin y su flagrante indiferencia por el estado de derecho es un intento de usurpar ilegal e inapropiadamente la autoridad de los legisladores estatales elegidos por los votantes de Texas y debe ser detenido", dijo Paxton en un comunicado al Texas Tribune.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: