El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, realizó un anuncio desde la Casa Blanca este viernes en el que ordenó "ataques de precisión" sobre Siria como represalia por el presunto uso de gas venenoso que dejó al menos 60 personas muertas el 7 de abril en la ciudad de Duma.

A continuación el discurso completo de Trump:

Mis queridos compatriotas, hace un momento, he ordenado a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos lanzar ataques de precisión contra objetivos asociados a las capacidades de armamento químico del dictador sirio, Bashar al Assad. Una operación en combinación con las fuerzas armadas de Francia y el Reino Unido está en momento en ejecución. Le agradecemos a ambos. 

Esta noche, quiero hablar con ustedes de por qué decidimos realizar esta operación. Hace un año, Assad lanzó un ataque salvaje con armas químicas contra su propio pueblo. Los Estados Unidos respondió con un ataque de 58 misiles que destruyó el 20 por ciento de la Fuerza Área siria. 

El pasado domingo, Assad, de nuevo, masacró a civiles inocentes con armas químicas, esta vez en el pueblo de Duma, cerca a la capital siria de Damasco. Esta masacre fue una escalada significativa en el patrón de uso de armas químicas de ese régimen terrible. 

Este ataque demoníaco y despreciable dejó a madre y padres, bebés y niños moribundos tras los ataques. Esta no son acciones de un hombre. Estos son crímenes cometidos por monstruo. 

Siguiendo los horrores de la Primera Guerra Mundial hace un siglo, las naciones civilizadas se unieron para prohibir las armas químicas. Estas son muy peligrosas, no solo porque infligen gran sufrimiento, sino porque una pequeña cantidad puede desatar gran destrucción. 

El propósito de nuestro ataque de esta noche es para establecer una fuerte acción disuasoria contra la producción y el uso de armas químicas. Para nosotros estas acciones son de vital importancia para los intereses de la seguridad nacional de los Estados Unidos. 

La repuesta combinada estadounidense, británica y francesa a estas atrocidades integrarán todos los instrumentos de nuestro poder nacional: militar, económico y diplomático. Nosotros estamos preparados para sostener este tipo de acciones hasta que el régimen sirio detenga el uso de agentes químicos prohibidos. 

También he enviado un mensaje esta noche a los dos gobiernos responsables de apoyar, equipar y financiar al criminal régimen de Assad. 

Para Irán y Rusia, les pregunto: ¿qué clase de nación quiere asociarse con el asesinato masivo de hombres, mujeres y niños inocentes? Las naciones del mundo pueden ser juzgadas por la clase de amigos que tienen.

Ninguna nación podrá tener éxito a través del tiempo si promueve países malvados, brutalmente tiranos con dictadores asesinos. En el 2013, el presidente Putin y su gobierno prometió al mundo que ellos garantizarían la eliminación de las armas químicas sirias. El reciente ataque de Assad y la respuesta de hoy son la repuesta al fracaso de Rusia en mantener su promesa.

Rusia debe decidir si quiere seguir por el camino del oscuro o se unirá con las naciones civilizadas como una fuerza para la paz y la estabilidad. Esperemos que algún día nos podamos tener buenas relaciones con Rusia y de pronto con Irán, pero quizá esto no pase. 

Les diré esto, los Estados Unidos tiene mucho que ofrecer con las economías más grandes y poderosas en la historia del mundo.

En Siria, los Estados Unidos, pero con una pequeña fuerza utilizada para eliminar lo que queda de ISIS, está haciendo lo necesario para proteger al pueblo estadounidense. En el último año, cerca del 100 por ciento del territorio que una fue controlado por ISIS en Siria e Iraq ha sido liberado e eliminado.

Los Estados Unidos está reconstruyendo nuestra amistad con el Medio Oriente. Nosotros le hemos pedido a nuestros socios que se comprometan aún más con la seguridad en la región, incluyendo una contribución con grandes cantidades de dinero para recursos y equipamiento que sirva en lucha contra el ISIS. 

Este fortalecimiento en las relaciones con nuestros amigos, que inlcuye a Arabia Saudita, a los Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Egipto y otros, puede asegurarnos que Irán no se beneficiará con la erradicación de ISIS. Estados Unidos no busca una presencia indefinida en Siria, bajo ninguna circunstancia. 

Mientras otras naciones aumentan sus contribuciones, nosotros esperamos el día en el que podamos traer de vuelta a casa a nuestros guerreros. Mirando en este mundo lleno de problemas, los estadounidenses no nos hacemos ilusiones. No podemos purgar el mal de este mundo ni actuar en cualquier lugar donde haya una tiranía. 

Ni el derramamiento de sangre estadounidense ni nuestras riquezas pueden producir una paz duradera ni seguridad en el Medio Oriente. Es un mundo con muchos problemas. Nosotros intentaremos hacerlo mejor, pero es mundo con problemas. 

Los Estados Unidos será un compañero y amigo, pero el destino de la región está manos de su propia gente. En el último siglo, hemos sido testigo de lo más oscuro del alma humana. Hemos mirado la angustia que se puede desatar y el mal que puede haber. 

Al final de la Primera Guerra Mundial, más de un millón de personas murieron por la utilización de armas químicas. Nosotros no queremos que ese espectro horrible retorne. Entonces hoy, el Reino Unido, Francia y los Estados Unidos de América han unido su poder justiciero contra el barbarismo y la brutalidad. 

Esta noche le pido a todos los estadounidenses que recen por nuestros nobles guerreros y nuestros aliados que llevan acabo esta misión. Rezamos que nuestro Dios lleve consuelo a aquellos que sufren en Siria.

Rezamos que nuestro Dios guíe a toda la región hacia un futuro digno y en paz. Y rezamos que nuestro Dios continúe cuidando y bendiciendo a los Estados Unidos de América.

Gracias y buenas noches. Gracias.  

MÁS SOBRE ESTE TEMA: