Dos heridos por una explosión en Texas, la cuarta en el último mes

La explosión de la noche del lunes en Austin elevó la tensión en una ciudad golpeada en el último mes por tres explosiones provocadas por tres paquetes bombas, que dejaron dos muertos y otros dos heridos, todos afrodescendientes o hispanos

Las autoridades en el lugar del accidente (REUTERS/Tamir Kalifa)
Las autoridades en el lugar del accidente (REUTERS/Tamir Kalifa)

Al menos dos personas resultaron heridas el domingo a causa de una nueva explosión en la capital de Texas, donde el estallido de tres paquetes bomba dejaron este mes dos muertos y dos heridos en otras partes de la ciudad.

Los heridos de veintitantos años fueron hospitalizados debido al incidente ocurrido en la noche en el suroeste de Austin, dijeron en un tuit los Servicios de Administración de Emergencias del condado Austin-Travis. Según versiones preliminares, posiblemente hubo dos estallidos, pero las autoridades dijeron después que solo uno estaba confirmado.

Las autoridades no precisaron de momento qué causó la explosión. La policía bloqueó el acceso al vecindario suburbano donde sucedieron los hechos y solicitaron a las personas que viven cerca mantenerse en sus casas.

La explosión de la noche del lunes elevó la tensión en una ciudad golpeada en el último mes por tres explosiones provocadas por tres paquetes bombas, que dejaron dos muertos y otros dos heridos. Todas las víctimas eran afrodescendientes o hispanas.

El 2 de marzo, un paquete bomba estalló en una casa del este de Austin y murió un hombre de 39 años. El 12 de marzo, dos paquetes bomba estallaron en otras partes de la ciudad con resultado de una persona de 17 años fallecida, su madre herida, al igual que una mujer de 75 años.

La explosión del domingo ocurrió horas después de que las autoridades aumentaran 50.000 dólares para un total de 115.000 dólares la recompensa por información que conduzca al arresto del responsable de los tres primeros estallidos.

El domingo el jefe de la policía de Austin instó al responsable a entregarse.

"Esperamos que esta persona o personas no mire", dijo Brian Manley. "Esperemos que se acerque antes que otros queden heridos o mueran en estos eventos".

Las autoridades consideran que los anteriores bombazos están relacionados y podrían tratarse de crímenes de odio, aunque sin descartar ningún motivo posible. Las autoridades han efectuado 236 entrevistas en el seguimiento de 435 pistas.