Scot Peterson, el policía escolar de Parkland, en la mira
Scot Peterson, el policía escolar de Parkland, en la mira

El agente armado que trabajaba en la escuela de Florida donde un agresor mató a 17 personas nunca ingresó a las instalaciones para enfrentarlo. Scot Peterson fue suspendido sin sueldo poco después de la masacre y colocado bajo investigación, pero luego eligió renunciar.

En su defensa, había dicho que él pensaba que el tiroteo se estaba produciendo fuera del campus. Sin embargo, unos audios revelados ahora muestran que sabía perfectamente lo que estaba sucediendo. Pero de todos modos prefirió no intervenir.

Scott Israel, jefe de la Policía de Broward (Reuters)
Scott Israel, jefe de la Policía de Broward (Reuters)

No sólo eso. Además, les dijo a sus compañeros que ni siquiera se aproximaran.

"Creo que están disparando, posiblemente sean disparos en el edificio 1200", dijo Peterson por la radio en el mismo momento en que se producía la balacera. Pero luego agregó: "No se acerquen al edificio. Permanezcan a al menos a 150 metros de distancia".

El autor de la masacre
El autor de la masacre

Pasaron 11 minutos hasta que un grupo de oficiales se decidió a ingresar. Peterson permaneció afuera, en las inmediaciones del edificio 1200.

La masacre del Día de San Valentín en la secundaria Marjory Stoneman Douglas fue efectuada por Nikolas Cruz, un joven de 19 años que traía un fusil de asalto estilo AR-15.

Imágenes de la evacuación.
Imágenes de la evacuación.

Scott Israel, jefe policial del condado Broward, había apuntado contra Peterson en una conferencia de prensa después del suceso. "El agente escolar se colocó en una posición con vista a la entrada oeste del edificio que estaba siendo atacado, pero nunca ingresó", dijo entonces.

Cuando se le preguntó qué tendría que haber hecho el guardia, respondió que debió haber "entrado, enfrentado al asesino, matado al asesino".

Tonya Kramer abraza a su hija Alyssa Kramer, de 16 años (Washington Post photo by Matt McClain)
Tonya Kramer abraza a su hija Alyssa Kramer, de 16 años (Washington Post photo by Matt McClain)

Las súplicas desde el interior de la escuela

Esta semana se conocieron también audios desgarradores de las llamadas de padres y alumnos al 911 en el momento de la masacre. "Alguien está disparando en la escuela Stoneman Douglas", fue lo que llegó a decirle a la operadora uno de los estudiantes que estaba en el establecimiento. Fue entre susurros, que se cortaron abruptamente.

Otro hombre llamó al 911 diciendo que estaba con una mujer que hablaba por teléfono con su hija. "Los chicos se están escondiendo. Están hablando con su madre por teléfono. Se están escondiendo en el Edificio 1200″, dijo.

(AP)
(AP)

"Tienen miedo de hablar. Se están escondiendo en este momento. Ella no quiere hablar. Está callada. Tiene demasiado miedo", agregó.

Cruz está encarcelado por 17 cargos de homicidio y ha reconocido que él efectuó el ataque. Era propietario de varias armas. Los abogados defensores, los registros estatales y personas que lo conocen indican que desde hace años había mostrado problemas de comportamiento.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: