Senado estadounidense
Senado estadounidense

Los líderes de la mayoría republicana y la oposición demócrata del Senado de Estados Unidos anunciaron este miércoles que llegaron a un acuerdo para elevar los topes presupuestarios para 2018 y 2019. De ser aprobada, esta medida, que primero debe pasar por el Congreso, evitará una inminente crisis fiscal.

"Me complace anunciar que hemos llegado a un acuerdo de dos años para aumentar los topes del gasto para defensa y las urgentes prioridades nacionales muy por encima de los niveles de gasto actuales", anunció el principal senador de la bancada demócrata, Chuck Schumer, en el pleno de la Cámara alta.

Su contraparte republicano, Mitch McConnell, indicó que el acuerdo, que aún debe aprobarse en el Senado y la Cámara de Representantes antes de ser firmado por el presidente Donald Trump, "es producto de extensas negociaciones entre los líderes del Congreso y la Casa Blanca".

La partida presupuestaria asciende a los 300.000 millones de dólares. Además de elevar los gastos de defensa y otras partidas, también proporcionaría fondos para ayuda en desastres, infraestructura y para tratar el abuso de drogas.

Los legisladores tienen hasta la medianoche del jueves (5.00 GMT del viernes) para aprobar una medida presupuestaria y enviarla al jefe de Estado para su firma.

De lo contrario, correrían el riesgo de un cierre del gobierno federal por falta de fondos, como ya ocurrió durante tres días a fines de enero.

Pese a las palabras de McConnell, algunos dirigentes republicanos advirtieron que no respaldarían el proyecto, a menos que Paul Ryan prometa avanzar en una legislación aparte sobre inmigración.

El alza en los gastos de defensa le permitiría a Trump cumplir su promesa de campaña de modernizar el Ejército.

Con información de AFP y Reuters

LEA MÁS: