La alerta que millones de personas recibieron en sus celulares este martes (AP/Jeremy DaRos)
La alerta que millones de personas recibieron en sus celulares este martes (AP/Jeremy DaRos)

Después de que hace unas semanas un error atemorizara a la población de Hawai al alertar de un inminente ataque nuclear, una nueva falsa alarma sembró este martes el desconcierto en Estados Unidos después de que los neoyorquinos fueran alertados de la presencia de una tormenta tropical en Central Park.

"Aviso de tsunami activo en Central Park, Nueva York, hasta las 9.28 de la mañana, aproximadamente. Fuente: el Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos", fue el sorprendente mensaje que los neoyorquinos pudieron leer a primera hora de la mañana en las pantallas de sus teléfonos celulares.

El hecho de que el mensaje no aclarara que se trataba apenas de uno de los simulacros que realiza la agencia estatal con cierta frecuencia, sembró el desconcierto entre algunos ciudadanos que dudaban si, en realidad, era posible la presencia de una tormenta tropical en pleno mes de invierno en el centro de la Gran Manzana.

Aproximadamente media hora más tarde, la oficina del Servicio Nacional de Meteorología (NWS) en Nueva York utilizó su cuenta oficial de Twitter para explicar a la población que se había tratado de un simple ejercicio y que se estaba investigando lo sucedido.

"NO HAY ALERTA DE TSUNAMI. Un simulacro de tsunami fue realizado esta mañana e incluía la palabra EJERCICIO en el mensaje. Estamos en estos momentos intentando averiguar cómo pudo enviarse el mensaje como una alerta", informó la NWS.

Todo hace indicar que el problema fue que, debido a la extensión del mensaje, no se podía leer la palabra "ejercicio" en la notificación que aparecía en las pantallas de inicio, pero sí en el cuerpo del mensaje una vez resultaba abierto.

Una situación similar se vivió en otros estados de la costa este del país, así como en el estado de Texas.

La oficina de la NWS en Miami utilizó también Twitter para explicar que el mensaje fue automáticamente "enviado por error por una aplicación" y que la agencia realiza este tipo de ensayos de forma mensual.

Estos hechos se producen después de que el pasado 13 de enero una aviso similar, sólo que en este caso de ataque con misiles, sembrara el pánico en Hawai.

En el caso de las islas del océano Pacífico, la tensión se vio agravada porque la situación se debió a un cúmulo de fallos humanos que provocaron el envío del mensaje y que las autoridades tardaran 38 minutos en informar a la población de que se trataba de un simple simulacro.

LEA MÁS: