Abuso policial en Estados Unidos: estaba detenida, aislada, atada a una silla y la rociaron con gas pimienta

Amber Swink, de 25 años, estaba en una celda de aislamiento en una cárcel del condado de Montgomery, en Ohio, cuando sufrió la violenta agresión de una sargento

La joven había bebido demasiado en su casa de la ciudad de Dayton y empezó a causar un alboroto que preocupó a los vecinos. Cuando llegó la Policía, la rociaron con gas pimienta y se la llevaron a un centro de reclusión local.

El incidente ocurrió el 15 de noviembre de 2015. Al tiempo de ser liberada, Amber Swink presentó una denuncia por abuso de la fuerza durante su detención. Esta semana, su estudio de abogados difundió el video que prueba que decía la verdad.

Aquella noche los policías llevaron a una celda de aislamiento en la cárcel del condado de Montgomery. Estaba atada en una silla y gemía de dolor. Molesta, la sargento Judith Sealey se le acercó y volvió a rociarle el rostro con gas pimienta, a pesar de que la detenida apenas podía moverse. Todo quedó registrado por la cámara de vigilancia.

Los representantes legales de Swink acusaron también a los policías de encubrir el ataque y de intentar perder el video. Sin embargo no pudieron ocultar lo que hicieron y se espera una dura respuesta de la justicia.

LEA MÁS:

El video que conmueve a Estados Unidos: el momento en que una policía ejecuta a un hombre desarmado

La muerte de otro afroamericano baleado por la policía desató nuevas protestas en Estados Unidos