REUTERS/Jason Cairnduff
REUTERS/Jason Cairnduff

La implementación y posterior aplicación del VAR ha generado diversos cuestionamientos durante el Mundial de Rusia. Una acción clave del encuentro que Arabia Saudita y Egipto disputan en el cierre del Grupo A alimentó aún más esas críticas debido al extenso tiempo que se tomó el árbitro para confirmar una decisión.

La jugada se produjo ya en tiempo de descuento del primer tiempo. Egipto ganaba 1-0 y, sobre los 46 minutos, Arabia Saudita iba en busca del empate que se le había negado hace algunos instantes con el penal errado por Fahad Al Muwallad.

(Reuters)
(Reuters)

Tras un pase filtrado de Salman Al Faraj, el propio Muwallad cayó en el ante la marca de Ali Gabr en el área y el árbitro colombiano Wilmar Roldán cobró el penal, pero pidió la asistencia de la tecnología para revisar si fue falta o no y, en base a eso, confirmar o revertir su decisión.

La deliberación por parte de los árbitros encargados del VAR -encabezados por Artur Dias, de Portugal- requirió un tiempo demasiado extenso. Fueron casi cinco los minutos que pasaron entre que Roldán sancionó la falta y que efectivamente se pateó el penal (finalmente convertido por Al Faraj para disponer 1-1 parcial).

(Reuters)
(Reuters)

No fue la única determinación que se tomó a partir del apoyo en las imágenes de video. El juez del encuentro también determinó la amonestación del defensor egipcio.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: