La tajante decisión que tomó Harry Kane para que el Tottenham lo venda al Manchester City

El delantero británico quiere marcharse pese a que la oferta que fue presentada por el conjunto celeste no satisfizo a la dirigencia del cuadro londinense

Harry Kane, de 28 años, tiene 221 goles con el Tottenham (Reuters)
Harry Kane, de 28 años, tiene 221 goles con el Tottenham (Reuters)

Harry Kane se ausentó este lunes a las pruebas médicas de pretemporada previstas por el Tottenham y los medios europeos hablan de que ha iniciado una rebelión para poder marcharse a un nuevo equipo. Es que el artillero está en carpeta del Manchester City, que ya ha hecho ofertas por él, pero la cúpula del elenco londinense las ha rechazado.

Este lunes se esperaba al goleador en el centro de entrenamiento del Tottenham para un test covid y unas pruebas físicas, después de las tres semanas de vacaciones que siguieron a la Eurocopa 2020, donde Inglaterra fue finalista. Pero el futbolista no se presentó.

Los Spurs, que debutarán precisamente contra los Citizens en la Premier League el 15 de agosto, no quisieron hacer comentarios oficiales sobre el faltazo de su jugador estrella. El hombre de 28 años informó públicamente de sus ganas de marcharse al final de la anterior temporada, asegurando que contaba con “el acuerdo tácito” con la dirigencia, pero aún nada se ha concretado.

Kane todavía tiene tres años de contrato con el equipo londinense, que lleva desde 2008 sin levantar un gran título. El presidente, Daniel Levy, no tiene intención de vender a su jugador, valorado en unos 150 millones de libras (unos 208 millones de dólares). La directiva del Tottenham habría asegurado al nuevo entrenador, Nuno Espirito Santo, antes de que tomara las riendas del equipo, que el punta no sería vendido.

Kane aceptó en 2020 quedarse una temporada más tras la llegada de Mourinho y ahora pide marcharse (Reuters)
Kane aceptó en 2020 quedarse una temporada más tras la llegada de Mourinho y ahora pide marcharse (Reuters)

A fines de julio, la prensa británico reveló que el City ofertó 150 millones de euros (USD 178 millones de dólares), casi 20 por ciento más de lo presentado en la reunión anterior. Sin embargo, el Tottenham volvió a rechazar la cifra, motivo por el cual el futbolista parece haberse rebelado contra su propio club.

Lo que sucede es que el cuadro londinense no quiere perder a su gran goleador y figura que lo hizo aspirar a pelear por distintos campeonatos durante los últimos años. Mucho menos ante un rival directo como el City que se desprendió de Sergio Agüero y busca un centro atacante para conformar a Pep Guardiola.

En su objetivo por contentar al entrenador español, el conjunto de Manchester también está haciendo sacrificios y analiza qué jugadores podría vender para juntar el dinero necesario por Kane. En los pasillos del equipo ya comienzan a sonar varios nombres que podrían entrar en la lista negra: Bernardo Silva, volante portugués, es uno de los posibles candidatos para una salida. El futbolista que viene de representar a su país en la última Eurocopa tiene un valor de mercado tasado en aproximadamente 73,5 millones de euros.

Antes del torneo continental que coronó a Italia sobre Inglaterra por penales, la dirigencia de los Cityzens había considerado vender a Raheem Sterling. Pero su impresionante actuación en la Euro llevando a Los Tres Leones a su primera final y la gran sinergia que encontró con Harry Kane provocó un replanteo de la situación. Los rumores apuntaron a Riyad Mahrez con uno de los que podría ser vendidos, pero hace pocos días reafirmó su compromiso con el equipo de Pep en busca de la primera Champions League de la institución inglesa.

De la vereda de enfrente, el Tottenham está a centímetros de perder a su gran goleador y figura que lo hizo aspirar a pelear por distintos campeonatos durante los últimos años. Su compañero de ataque Heung-Min Son decidió tomar la decisión opuesta y renovó con los Spurs hasta mediados de 2025. El coreano será la gran referencia en ataque y probablemente dispute la capitanía del equipo con el arquero francés Hugo Lloris. La llegada de Nuno Espírito Santo como entrenador promete un cambio de estilo de juego que facilite la tarea del delantero asiático.

SEGUIR LEYENDO:

Con información de AFP