Trompetista y goleador: la historia del Búfalo Villalibre, el responsable de la única expulsión de Lionel Messi en Barcelona

Durante la final de la Supercopa Española, el Búfalo mandó el partido a tiempo suplementario y allí hizo echar al astro argentino. Este sábado, se reecontrarán en un nuevo partido definitorio

El joven delantero del Bilbao ya es comparado con Aritz Aduriz, histórico goleador del club (Foto: EFE)
El joven delantero del Bilbao ya es comparado con Aritz Aduriz, histórico goleador del club (Foto: EFE)

La última vez que el Barcelona y el Athletic de Bilbao se vieron las caras en una final, el resultado no fue positivo para el blaugrana. Pero más allá de caer 3-2 en el tiempo suplementario de la Supercopa de España, ocurrió un hito histórico en la carrera de Lionel Messi: su primera expulsión con la camiseta culé en 753 partidos. El responsable, Asier Villalibre, estará nuevamente del otro lado de la vereda este sábado en la final de la Copa del Rey e intentará desconcentrar al astro argentino una vez más.

Aquel 18 de enero en el Estadio Nuevo Arcángel sucedió de todo en un partido para el infarto. A los 121 minutos de juego en Sevilla, en una secuencia de ataque sobre la izquierda, Messi quiso llegar al borde del área donde suele recibir el centro atrás, y se encontró con el obstáculo del Búfalo Villalibre, atacante como él; aunque en este caso en función de defender el resultado, haciéndose cargo del trabajo sucio.

Cargado por los roces del partido y el tiempo extra, y por el fastidio por la oportunidad dilapidada de ganar un título (algo que se le niega desde abril de 2019, cuando obtuvo la Liga), Lionel le aplicó un manotazo en la cabeza que el árbitro Gil Manzano no observó en primera instancia. Pero lo convocó el VAR. Y tras constatar la jugada en la pantalla al borde del campo de juego, se acercó al capitán del elenco culé y le exhibió la tarjeta roja.

La historia detrás de la única expulsión de Messi en el Barcelona

Messi, un jugador habitualmente correcto y damnificado por el juego brusco, tiene pocos antecedentes vinculados con expulsiones. En su dilatada trayectoria en Barcelona, sólo recuerdan una roja por protestar en un partido de la Segunda B con el filial blaugrana ante la Peña Sport. Luego, con la selección argentina, registra dos memorables. En su debut con el conjunto nacional frente a Hungría en Budapest, el 17 de agosto de 2005 y tras el cruce con Gary Medel en el cotejo por el tercer puesto de la Copa América de Brasil 2019.

Pero, ¿Quién es el futbolista que pudo sacar de quicio a Lionel Messi? Asier Villalibre, de 23 años, es delantero del Athletic de Bilbao. Durante dicha final jugada a inicios de 2021, llevó entre sus pertenencias una trompeta para utilizarla si su equipo llegaba a salir campeón. Una vez consumada la histórica victoria, el joven futbolista fue el foco de los camarógrafos a la hora de festejar por su talento con el instrumento musical.

Promesa del club vasco desde la inferiores, estuvo a la altura en la primer cita importante en la que le tocó participar con un gol sobre la hora y consumando la expulsión de Lionel Messi. Con una tupida barba que lo caracteriza, planta una fuerte presencia dentro y fuera del campo acompañado por una potente personalidad. El verdugo del Barcelona en este 2021 tuvo la chance de vestir la camiseta blaugrana hace pocos años.

Villalibre anotó el 2-2 sobre la hora y mandó el partido a tiempo suplementario (Foto: Reuters)
Villalibre anotó el 2-2 sobre la hora y mandó el partido a tiempo suplementario (Foto: Reuters)

Asier arrancó su carrera en el Baskonia (2013-2015), jugó en el Numancia durante 2017, un corto paso por el Real Valladolid en 2018 y finalmente arribó al Lorca donde sería visto por el Athletic. En la filial vasca, anotó 23 goles y se ubicó entre los mejores delanteros de la Segunda B donde llamaría la atención del segundo equipo del Barcelona que estaba en plena pelea por el ascenso.

Luego de analizar la oferta blaugrana, los dirigentes decidieron anular las negociaciones ya que se trataba de un delantero con muchísimo potencial como para dejarlo ir a un rival directo. Hoy en día, es parte del plantel profesional y el principal protagonista del título que el Athletic logró levantar en 2021. Iñaki Williams, goleador del primer equipo, por fin tiene a un acompañante a la altura de su talento.

En los pasillos de las concentraciones lo conocen a Asier como el Búfalo y él mismo explicó la razón del llamativo apodo: “Fue Txus Gojenuri, mi primer entrenador en Lezama. Entonces les sacaba una cabeza a mis compañeros. Me decía que embestía a los demás. Me empezó a llamar ‘Búfalo’ y ahora todo el mundo lo hace así”. Pero lo más divertido del llamativo personaje, es su faceta musical.

Asier Villalibre tocó la trompeta luego de derrotar al Barcelona

Pero uno de los pilares durante su estadía en Bilbao es la banda que tiene organizada con compañeros del plantel como Lekue, Mikel Vesga, Óscar de Marcos, Balenziaga y Dani García. Con objetivo principal el despejarse del mundo del fútbol por un rato, Orsai nació en los pasillos del San Mamés y hasta han tenido la oportunidad de dar conciertos en distintos estadios antes de que arranque la pandemia.

“Ensayamos todas las semanas, tenemos un profesor. Se convirtió en un hobby muy serio y muy bonito. Ahora ya tocamos bastantes canciones, algunas de Fito. Votamos las que más nos gustan y las tocamos”, reveló el delantero durante la larga cuarentena que dominó España por algunos meses pero que le hizo despertar una nueva pasión en un rubro que nunca había contemplado.

Este sábado, hay chances de que el Búfalo se vuelva a ver las caras con Lionel Messi. Aunque llega tocado por una lesión y es duda para la final, no hay duda que en su bolso tendrá lista la trompeta en caso de que el Athletic de Bilbao derrote al Barcelona y se quede con el segundo título de este año.

SEGUIR LEYENDO: