Así quedó la casa de un futbolista argentino al que le robaron 250 mil dólares en Italia

El hecho ocurrió el fin de semana mientras el domicilio estaba vacío. El jugador del Torino pidió que los ladrones sean perdonados y recitó un fragmento bíblico

Así quedó la casa de Cristian Ansaldi tras el robo en Italia

La inseguridad ha vuelto a afectar a un futbolista en Europa y en este caso quien padeció un robo en su hogar fue el argentino Cristian Ansaldi, quien defiende la camiseta del Torino de la Serie A. El futbolista publicó un video para mostrar el estado en el que los malechores dejaron el lugar.

Según él mismo explicó en su cuenta de Instagram, los delincuentes huyeron con “muchas cosas de valor, como bolsos, valijas, relojes, anillos, brazaletes y más”. Si bien él no dio números del valor de lo sustraído, fuentes de la Policía de Turín le informó a varios medios locales que el jugador perdió cerca de 250 mil dólares.

Luego de sufrir el robo, Ansaldi, quien formó parte del plantel argentino en el Mundial de Rusia 2018, escribió: “Quiero aprovechar a bendecir y a entregar delante de Dios, a las personas que se han metido a mi casa a robarme todo. Me llevaron muchas cosas de valor, como bolsos, valijas, relojes, anillos, brazaletes y más cosas que tenían un valor para nosotros, no por el costo en si, sino porque solo nosotros sabemos lo que cuesta comprarse cada cosa. Pero más allá del disgusto, quiero agradecer a Dios por guardar a mi familia, de saber que no había nadie en ese momento, por saber de que Él sigue teniendo el control de todo. Y eso me trae paz".

El ex jugador del Atlético Madrid y del Zenit de San Petersburgo insistió con el perdón a los ladrones: “Pero nuevamente quiero entregar estas vidas que han hecho esto, en tus manos Señor, para que los perdones y para que ellos puedan conocerte en algún momento”.

Al día siguiente, publicó un video leyendo un fragmento bíblico, Salmos 23 y publicó otros dos, Galatas 5:22-26 y Jeremías 17:7-8, todos referidos a la importancia del amor y la paz para luchar contra el enemigo y afrontar los malos momentos.

El mensaje de Ansaldi tras el robo

La ola de robos a futbolistas no es nueva y se debe a que los ladrones saben perfectamente cuándo los jugadores no estarán en sus hogares: los días de partido. Así fue que en febrero, por ejemplo, delincuentes ingresaron en la casa de Karim Benzema mientras sufría con el Real Madrid la eliminación de la Copa del Rey tras perder 3-0 contra el Barcelona.

Diez días atrás, lo mismo le había sucedido al ghanés Kevin-Prince Boateng, jugador del FC Barcelona por aquel entonces, a quien le sustrajeron joyas, relojes y USD 450.000 en efectivo mientras disputaba un partido ante Valladolid.

Boateng no fue el único jugador culé que sufrió un robo, ya que a Jordi Alba lo asaltaron mientras estaba de viaje en Milán para jugar contra el Inter por la UEFA Champions League. A principios del 2018 también le había tocado al brasileño Coutinho. El último caso había sido el de Nelson Semedo, hace apenas unos días, en la previa del clásico ante el Real Madrid.

Semedo, del Barcelona, había sido el caso más reciente (Reuters)
Semedo, del Barcelona, había sido el caso más reciente (Reuters)

Pero estos asaltos no solamente suceden en España e Italia. También en febrero un grupo de ladrones ingresó en la casa del brasileño Dani Alves cuando jugaba un partido con el París Saint Germain frente al Montpellier en el estadio Parque de los Príncipes de París. El diario L’Equipe informó entonces que escalaron por la fachada de la casa e ingresaron por una ventana ubicada en el primer piso que se encontraba abierta. El valor de lo incautado, que podría ascender a varias decenas de miles de euros, no fue revelado.

En diciembre de 2018 ya habían ingresado a robar a la casa su compatriota Thiago Silva, capitán del PSG, y dos días más tarde la víctima fue otro jugador del equipo parisino, el atacante camerunés Eric Choupo-Moting. Según Le Parisien, por segunda vez en unos semanas, Choupo-Moting era víctima por segunda vez en la temporada, ya que durante el partido de Champions ante Liverpool le quitaron varios objetos que sumaban cerca de USD 650.000.

Incluso esta problemática se extendió a Inglaterra, ya que el futbolista senegalés Sadio Mané, figura del Liverpool FC de Jürgen Klopp, sufrió el robo de relojes, celulares, y las llaves de sus automóviles cuando se disputaba en Anfield un partido de Champions League ante el FC Bayern.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: