Mauro Icardi no juega en Inter desde que le quitaron la cinta de capitán
Mauro Icardi no juega en Inter desde que le quitaron la cinta de capitán

La decisión del Inter de quitarle la capitanía a Mauro Icardi para dársela al arquero esloveno Samir Handanovic trajo consecuencias. Una de las más importantes se produjo dentro del vestuario neroazzurro, que quedó resquebrajado y mayoritariamente dividido en dos grupos: los que respaldan al argentino y el denominado por la prensa italiana como Il Clan Slavo.

Según el Corriere della Sera, el equipo conducido por Luciano Spalletti se encuentra partido. Por un lado aparecen el argentino Lautaro Martínez, el uruguayo Matías Vecino, el italiano Matteo Politano y el español Borja Valero.

El festejo de Matteo Politano en apoyo a Mauro Icardi que enojó a Ivan Perisic

Todos respaldan y se muestran públicamente cercanos al centrodelantero rosarino. El ex Racing encontró en Icardi una especie de "hermano mayor" desde que arribó a Milano. Matías Vecino llamó a Icardi y le hizo saber que el grupo lo respalda y espera con ansias su vuelta. El mediocampista italiano, en cambio, celebró un tanto en la igualdad ante Fiorentina el pasado domingo emulando el típico festejo de Mauro Icardi. Perisic, el líder del otro grupo, se enfureció, le bajó los brazos y le realizó una fuerte reprimenda.

En el Clan Slavo, además del croata Ivan Perisic, aparecen su compatriota Mario Brozovic y el flamante nuevo capitán Handanovič.

El mencionado medio sostiene que fueron tres cosas las que generaron la ruptura dentro del plantel. Una de las más importantes es el rol que viene desempeñando Wanda Nara en esta historia.

El rol mediático de Wanda Nara despertó el enojo del Clan Slavo
El rol mediático de Wanda Nara despertó el enojo del Clan Slavo

Algunos de los futbolistas del Inter no están a gusto con la faceta mediática de la pareja y representante del delantero. Perisic, en su momento, se enojó cuando la empresaria sostuvo que el croata estaba presionando para ser traspasado a otra institución y que su nivel no era el esperado. "Decile a tu esposa que no hable más de mí en televisión", le recriminó al argentino.

Este grupo también considera que Icardi "abusó" de los privilegios que le daba portar la cinta de capitán. La que más bronca generó fue la de viajar a Madrid para ver la final de la Copa Libertadores entre River y Boca tras perder el clásico con Juventus y en la antesala de un duelo clave por la Champions League ante PSV.

Tampoco gustó que el futbolista no haya pagado una multa de 100 mil euros que le impuso la institución.

No obstante, vale remarcar que la relación entre ambos bandos es tirante desde hace varios meses.

Según el Corriere della Sera, en febrero de 2018, el rosarino se enojó con Perisic en reiteradas jugadas durante el 1 a 1 ante el Spal. Tras gritarle en el campo, la situación se trasladó al vestuario, donde se sumó Brozovic y se vivió un clima enrarecido. Parte del plantel tuvo que intervenir para que la situación no pasara a mayores.

Ivan Perisic, el principal “enemigo” de Mauro Icardi dentro del plantel del Inter(Ansa)
Ivan Perisic, el principal “enemigo” de Mauro Icardi dentro del plantel del Inter(Ansa)

Otro de los casos más recordados fue el "me gusta" que le colocó Mario Brozovic a una publicación que anunciaba el nombramiento de Samir Handanovič como nuevo capitán del equipo. Perisic, por su parte, le dio un like a un posteo que afirmaba que el Inter iría en busca de Edin Džeko para reemplazar a Icardi.

Desde que le quitaron la cinta, el argentino no volvió a jugar. Pese al comunicado que emitió el club sobre la lesión del delantero, el rosarino se encuentra en fisioterapia y estuvo de baja durante la serie de Europa League ante Rapid Viena y los partidos de la Serie A contra Parma, Sampdoria y Fiorentina.

Mientras tanto, Beppe Marotta, director deportivo de la institución reconoció que en los próximos días le acercará a Wanda Nara una oferta para lograr la renovación del contrato (actualmente el vínculo finaliza en junio de 2021). En Italia aseguran que le ofrecerán un contrato de cuatro años con un salario de 6,5 millones de euros más bonus, lo que lo convertiría en el tercer futbolista mejor pago de la Serie A, solamente por detrás de Cristiano Ronaldo (31 millones de euros) y Paulo Dybala (7 millones de euros).

LEA MÁS EN INFOBAE DEPORTES