Este fin de semana el Manchester City se coronó campeón de la Carabao Cup (Copa de la Liga) al vencer en los penales al Chelsea y sumó un nuevo título con José Guardiola como entrenador. El duelo fue escenario de un polémico episodio que involucró al entrenador del equipo de Stanford Bridge, Maurizio Sarri, y al arquero Kepa Arrizabalaga.

Cuando restaba un minuto para el final de la prórroga y el partido se encaminaba a los penales con el 0-0 en el marcador, el director técnico llamó al arquero suplente, Wilfredo Caballero, y le indicó que ingresase al terreno de juego en lugar del español.

El joven español que llegó al elenco inglés proveniente del Athletic de Bilbao había sufrido una molestia en una de sus piernas minutos antes, motivo por el cual el entrenador decidió no arriesgar en la tanda de penales y mandar a la cancha al experimentado argentino.

Kepa y Sarri se cruzaron en pleno partido
Kepa y Sarri se cruzaron en pleno partido

Sin embargo, cuando el cuarto árbitro levantó el cartel indicando el cambio, Kepa se negó a salir y discutió a gritos con el director técnico de su equipo. Finalmente, se rehusó a salir y el partido continuó.

El escándalo fue visto por millones de personas en todo el mundo, entre ellas José Mourinho. El ex entrenador del Chelsea se desempeña como comentarista de Sky Sport y se refirió a lo sucedido entre Kepa y Sarri.

"Yo creo que por un lado el portero quiere demostrar su personalidad, su confianza y que 'Yo estoy aquí y quiero ir a penales y quiero atajar y estoy con confianza de que lo voy a hacer'. Eso me gusta", sostuvo "Mou", quien dirigió a los Blues en dos ciclos y ganó ocho títulos, incluídas tres Premier League.

El gesto de Caballero al ver que Kepa se rehusaba a salir (Reuters)
El gesto de Caballero al ver que Kepa se rehusaba a salir (Reuters)

Sin embargo, Mourinho dejó en claro que la forma por la que optó Kepa no fue la indicada: "Pero después no me gusta que deje al entrenador y al asistente en una situación de fragilidad, incluso a un compañero suyo (Wilfredo Caballero) que estaba preparado para entrar y que al final se ha visto en un lío que no es suyo. Es una situación complicada".

finalmente, el partido continuó y Kepa defendió su arco durante la tanda de penales. El español le atajó el penal a Sané y casi le tapa el disparo al "Kun" Agüero, que se le escapó por debajo del cuerpo al arrojarse hacia la izquierda.

En conferencia de prensa, Sarri explicó lo sucedido y respaldó a su dirigido: "Fue un malentendido… Kepa tenía razón, pero se comportó de manera incorrecta".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: