Nathaniel Clyne consumió “hippy crack”
Nathaniel Clyne consumió “hippy crack”

El sábado 9 de febrero el Bournemouth fue goleado por el Liverpool en el duelo correspondiente a la jornada 26 de la Premier League. Durante el duelo, uno de los jugadores del plantel, Nathaniel Clyne, quien no pudo jugar porque su pase pertenece al elenco de Jürgen Klopp, se subió a un avión y comenzó una fiesta en Marbella que podría ponerlo en aprietos.

El futbolista de 27 años invitó a siete amigos y ocho mujeres, dos de las cuales eran menores de edad.  Entre las damas que se sumaron a la fiesta se destaca Estelle Morain, una modelo de Instagram que tiene más de 35 mil seguidores, a los cuales ha logrado atraer gracias a sus sugestivas fotografías. Fue ella quien subió a las redes sociales varias imágenes del fin de semana que revelaron la poca profesionalidad del jugador.

Los 15 invitados se hospedaron junto a Clyne en un complejo frente a la playa cuyo valor por noche roza los USD 4.000, según publicó el sitio británico The Sun.

El pase de Nathaniel Clyne pertenece al Liverpool (Reuters)
El pase de Nathaniel Clyne pertenece al Liverpool (Reuters)

El mismo medio tuvo acceso a una fuente que le brindó detalles sobre el compartimento del futbolista durante la fiesta que duró dos días y fue financiada enteramente por él. "Nathaniel quedó flasheado ella (Estelle Morain). Después de su primera noche con una chica, su atención se volvió hacia ella. Eran inseparables en la segunda noche".

Según parece, una de las menores creyó que el viaje era una invitación romántica del lateral derecho hacia ella. Pero al llegar al aeropuerto descubrió que se trataba de una juerga de lujo. "La niña rompió a llorar cuando aterrizaron en el aeropuerto de Marbella y vio a las otras mujeres", reveló la fuente.

La fiesta duró 48 horas. La primera noche, el viernes 8 de febrero, fueron a Mosh Fun Kitchen cuyo lema es: "Comer, beber, festejar y repetir".  Luego, cerca de las 12:30 partieron hacia un club nocturno, en donde estuvieron unas horas, hasta regresar al complejo, en donde tomaron tequila y vodka hasta las 4 de la madrugada, mientras se animaban con juegos de cartas y retos para seguir bebiendo.

Al día siguiente, Clyne organizó una barbacoa y destapó varias botellas de champagne Moët. Por la noche regresaron a Mosh Fun Kitchen y en esta ocasión la cuenta superó los USD 1.900. Más tarde, regresaron al complejo y siguieron bebiendo hasta las 3 de la madrugada. Para el domingo, todos regresaron a sus respectivos hogares.

Las redes sociales, expusieron a Clyne, quien además de beber grandes cantidades de alcohol todos los días, consumió  la droga conocida como "hippy crack". La venta a menores del "gas de la risa" está prohibido en Inglaterra ya que en los últimos años ha provocado más de 20 muertes.

Esta droga produce euforia e inmediata  relajación, además provoca la dificultad de pensar con claridad, la distorsión del sonido e incluso alucinaciones.

Tras la viralización de las imágenes y el testimonio de la fuente a The Sun, el Bournemouth no se ha pronunciado sobre el castigo que podría recibir su futbolista que ha final de temporada deberá regresar al Liverpool.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: