El inesperado golpe de Verstappen a 5 vueltas del final que lo privó de su victoria en el GP de Azerbaiyán: su furiosa reacción que sorprendió al mundo de la Fórmula 1

El neerlandés de Red Bull, que lideraba la competencia, sufrió un fuerte impacto en la recta principal. A pesar del percance, se fue de Bakú conservando la punta del campeonato

El Gran Premio de Azerbaiyán de Fórmula 1 tuvo otro impacto con el fuerte e inesperado choque de Max Verstappen cuando el neerlandés iba ganando la carrera. El piloto de Red Bull sufrió la rotura de la goma trasera izquierda, la misma situación que lamentó Lance Stroll (Aston Martin ), quien debió abandonar por protagonizar un accidente similar. Aunque el impacto del corredor de los Países Bajos fue en el sector mas rápido del circuito, a 300 km/h.

Tras bajarse del monoplaza, Verstappen miró hacia atrás, observó el neumático trasero izquierdo roto, golpeó el Halo, expresó su lamento agachándose un segundo, y pateó la goma dañada. Luego cruzó la pista y retornó a los boxes. Todo ante la atenta mirada del jefe del equipo, Christian Horner. Los mecánicos de Red Bull tampoco tuvieron consuelo.

Verstappen suele expresarse a flor de piel. Nunca se pone el casete para declarar y suele ser espontáneo. En este caso no escatimó para mostrar su enojo por el choque ocurrido solo cinco vuelta del final de la carrera.

Es entendible la bronca de Max, ya que su incidente le costó el abandono de la carrera y la victoria. En ese momento el neerlandés perdió de forma temporal la punta del campeonato, aunque no se imaginó que a pesar de su percance se iba a ir de Bakú arriba de todos en la tabla.

La deserción del neerlandés le permitió a su compañero de equipo, Sergio Pérez, quedar en la punta de la competencia, que volvió a neutralizarse, aunque en este caso con bandera roja. Todos los autos ingresaron en los boxes y una vez que se limpió la pista volvieron a salir.

El lamento de Max Verstappen (REUTERS/Anton Vaganov)
El lamento de Max Verstappen (REUTERS/Anton Vaganov)

La carrera volvió a largarse con partida detenida con Pérez y Hamilton en la primera fila. Antes de que se apaguen las cinco luces rojas del semáforo, empezó a salir humo de los frenos del auto de Lewis, que se recalentaron. Arrancó la competencia, Hamilton lo superó a Pérez, pero por sus problemas en los frenos se pasó en la primera curva y quedó último.

Hamilton podría haber esperado a atacar en otro momento, pero decidió hacerlo sabiendo que sus frenos no estaban en condiciones. O podría haber preferido mantener su segunda colocación y sumar las unidades que le hubiesen facilitado recuperar la punta del campeonato. Tras su retraso, el inglés pudo terminar 15º, pero no sumó ningún punto. Esto le permitió a Verstappen mantenerse primero en el certamen.

En los últimos dos giros Checo conservó el liderazgo y cruzó primero la meta. El corredor azteca obtuvo su primera victoria con Red Bull y la segunda en la Máxima luego de la conseguida en Bahréin el año pasado.

La victoria del mexicano consolidó a Red Bull en la cima del Campeonato Mundial de Constructores y le sacó 26 puntos a Mercedes: 174 contra 148.

Sin embargo, Verstappen y Hamilton tendrán revancha en dos semanas con el Gran Premio de Francia. Luego de dos competencias en circuitos callejeros (Montecarlo y Bakú), la Fórmula 1 volverá a los autódromos y será en el trazado de Paul Ricard.

SEGUIR LEYENDO