Los Juegos Suramericanos de Asunción reflejan un retroceso para el deporte argentino

Cuando recién se disputó la mitad del calendario pautado, Argentina se ubica en la quinta colocación del medallero detrás de Chile por primera vez

Argentina no está teniendo una actuación destacada en los Juegos Suramericanos
Argentina no está teniendo una actuación destacada en los Juegos Suramericanos

Es el primer paso rumbo al sueño máximo, pero está siendo uno en falso para el deporte nacional. Los Juegos Suramericanos que se están desarrollando en Asunción son la primera puerta para transitar el camino hasta los Juegos Olímpicos que se celebrarán en París durante el 2024. La actuación de la delegación argentina, hasta el momento, está marcando un retroceso.

Luego de siete días de actividad en tierras paraguayas, los atletas que representan al país transitan por un sendero de irregularidad y marchan en la quinta colocación del medallero con un detalle no menor: Chile supera a la bandera celeste y blanca por primera vez.

En Remo, sobre 14 oros, la delegación argentina apenas ganó una especialidad, contra 6 de Chile y de Uruguay, inédito. En Natación, con equipo completo, Argentina obtuvo 5 doradas contra 34 de Brasil. Tampoco pudo aspirar a tener alegrías en el fútbol masculino, que se despidió en la primera ronda.

Colombia, que había quedado detrás de Argentina en los Panamericanos de Lima, pelea el primer puesto con Brasil. Argentina ahora está batallando por mantener el 5° puesto, en un mapa sin potencias, salvo Brasil. Claramente una situación que preocupa a la dirigencia deportiva de nuestro país teniendo en cuenta que este proceso será fundamental para tener un buen rendimiento en los Juegos del 2024, la meta final.

Faltan disputar finales favorables a nuestra delegación, aunque no se comparan con la enorme distribución de doradas que caracterizan al Atletismo, Boxeo, ciclismo y deportes de combate.

El medallero de los Juegos cuando se disputó la mitad del evento
El medallero de los Juegos cuando se disputó la mitad del evento

En el camino de crecimiento Lima 2019 fue un techo, cada vez más lejano. Las perspectivas hacia los Juegos Panamericanos de Santiago 2023 nos señalan como protagonistas de un retroceso de al menos 3 lugares en el medallero continental. Lima fue un rato antes de la pandemia y hoy es un contraste que marca la distancia de rendimientos entre una cita y otra. Así de rápido e implacable es el alto rendimiento.

En el deporte, como en toda actividad organizada, se premia el talento y el trabajo. Los argentinos, una vez más, volvimos a alejarnos del trabajo profesional y metódico. Ahora sólo dependemos del talento de los atletas, que a cierto nivel ya no alcanza para enfrentar a los países que sostienen un proyecto serio y de largo plazo. La cantidad se aleja, cada día más, de la calidad.

El Alto Rendimiento requiere talento y profesionalismo. No hay deportistas peores que en los eventos deportivos recientes: el retroceso es por la falta de planificación coherente, por confundir aspectos básicos para aplicar los recursos, que no sobran, pero se derraman con criterio erróneo, muy lejos de los fundamentos técnicos y profesionales. En el mundo del alto rendimiento, esta realidad nos aleja del mundo que crece.

Argentina llevó la delegación más numerosa, lo que nos pone en la peor relación unitaria atleta/resultado. En el deporte se requiere continuidad en la planificación más que acomodar los recursos a los requerimientos de los políticos de turno.

¿Llegará el día en en que el deporte se maneje técnicamente en manos de los mejores profesionales? No lo sabemos pero por el bien del deporte esperamos que ocurra.

Chile está por arriba de Argentina en el medallero
Chile está por arriba de Argentina en el medallero

Seguí leyendo:


TE PUEDE INTERESAR