Naomi Osaka, la estrella que sufrió en silencio, frenó su carrera deportiva para cuidar su salud y abrió un profundo debate en el tenis

Saltó al 1° del mundo con 21 años y se convirtió en el símbolo del tenis femenino. El talento se conjugó con un carisma innato que la convirtió en una de las deportistas más admiradas. Al mismo tiempo, pelea contra sus episodios de depresión y de “ansiedad social” que la empujaron a abandonar Roland Garros

TE PUEDE INTERESAR