Fue el portero de México en el 86, muchos lo consideran el mejor de la historia, pero cayó en un infierno personal que le arrebató todo

Pablo Larios el “Arquero de la Selva” cargaba materiales de construcción en su juventud y se abrió camino hasta lo más alto del fútbol, luego llegaron las adicciones

(Foto: Twitter@ClubPueblaMX)
(Foto: Twitter@ClubPueblaMX)

El nombre de Pablo Larios Iwasaki refiere a uno de los mejores guardametas del balompié mexicano. Él empezó a jugar porque vivía enfrente del estadio Agustín “Coruco” Díaz, sitio en donde comenzó a entrenar desde niño.

Años después presumía que su fortaleza provenía de cargar materiales de construcción, ya que su familia se dedicó a la venta de dichos materiales y él ayudaba en algunas labores.

Pablo es recordado por su valentía, habilidad, determinación en el juego y espectacularidad de sus atajadas. Él podría convertirse en el héroe del partido, pero también podría ser el blanco de las críticas al salir de su área en situaciones en las que otros en su misma posición no lo hubieran hecho.

El exjugador Salvador Reyes describió para Marca que Pablo fue un adelantado a su época por su capacidad de jugar con los pies. “La diferencia es que era un muy buen jugador de área, salía bastante bien y era su plus, aparte también era atajador. Un portero muy completo”.

(Foto: Twitter@LigaBBVAMX)
(Foto: Twitter@LigaBBVAMX)

Al futbolista se le conocía con el sobrenombre de “Arquero de la Selva”, porque era originario de Zacatepec, Morelos. Y su debut como jugador sucedió en 1980 en el Club Zacatepec. En casi dos década como profesional formó parte de los siguientes equipos: Cruz Azul, Puebla y Toros Neza.

Fue uno de los jugadores más querido en Puebla, porque entre sus logros está el campeonato de la temporada 1989. Además, fue subcampeón en donde tuvo ocasiones con Cruz Azul en la campaña 1986-1987 y 1988-1989 y en el verano1997 con Toros Neza.

En tanto, la primera convocatoria de Pablo al selectivo nacional ocurrió cuando todavía jugaba en segunda división y en su momento fue llamado por Bora Milutinovic. En tanto, fue parte de la Selección Mexicana que participó en la Copa del Mundo de 1986, la cual llegó los cuartos de final, al perder con Alemania en penales. Participación en la que se caracterizó por ser el portero que menos goles recibió en un Mundial.

El exportero Jorge Campos describió en una entrevista con Zabalive que Pablo Larios es para él uno de los mejores jugadores en la historia de México. “Él tenía todo, era completo, yo le decía a veces que era perfecto […] Tenía detalles finos que no todos tienen

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Refirió que el Larios siempre lo aconsejó, le decía que detalles debía mejorar y lo cual le sirvió para mejorar.

El “Arquero de la Selva” reveló que tuvo oportunidad de migrar a Italia, con el equipo del Napoli. El equipo mostró interés por integrar al mexicano, pero una lesión fue lo que impidió que se concretara su contratación.

Una de las etapas más complejas que vivió Pablo Larios fue cuando decide retirarse porque falleció su papá, dos meses después su esposa, tres años más tarde perdió a su hijo, posteriormente murió su mamá y una de sus hermanas, estas últimas dos perdidas sucedieron con una diferencia de tres años aproximadamente.

Periodo en el que comenzó a consumir cocaína, lo cual fue consecuencia de los problemas familiares y personales. Fueron entre tres y cuatro años los que consumió droga.

(Foto: Captura de video)
(Foto: Captura de video)

Al exarquero de la selección le fue detectado un virus que le dañó el tabique nasal y parte hueso del pómulo, situación que le significó someterse al menos 20 cirugías –la primera operación que le realizaron fue mal practicada-. Le reconstruyeron la nariz y el pómulo izquierdo.

Al final de cuentas, yo tuve una leve incrustación en droga, cocaína, y de ahí fue donde me cayó el virus. Cuando me retiro me pasa todo esto y la verdad es bien fuerte (perdida de sus familiares). Entonces me metí droga”, relató en una entrevista para Univisión en el 2016.

La pérdida de su hijo que intentó cruzar a EEUU

Pablo Larios Garza, hijo de portero Pablo Larios, perdió la vida al intentar ingresar a Estados Unidos de manera ilegal en el 2009, porque iba a asistir a un concierto, en el Dodge Arena de Hidalgo, Texas.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

El exguardamenta contó en el 2016 que sólo le avisaron que su hijo estaba desaparecido. “Él se cruzó a Estados Unido, iba a un concierto, pero tenía vencida la visa, se cruzó con dos chavos”, relató para Univisión.

La desaparición se reportó el 4 de septiembre del 2009 y el cuerpo del joven fue encontrado 4 días después a 200 metros del río Bravo en el poblado de Granjeno y en su momento, las autoridades indicaron que su deceso fue consecuencia de las extremas condiciones climatológicas.

El joven de 19 años no les avisó a sus padres que cruzaría la frontera. “Nos avisan que está del otro lado y ya no supieron del él. Falleció allá, no sabemos qué pasó”, añadió. Es un dolor, mencionó, muy difícil de superar.

Una vez que superó su adicción a las drogas dedicó su tiempo a dar pláticas a jóvenes, con el objetivo de que evitaran cometer los mismos errores que él.

Despedida de Pablo Larios

Pablo Larios fue portero de Puebla, Cruz Azul, Toros Neza (Foto: Twitter @iwasaki_pablo)
Pablo Larios fue portero de Puebla, Cruz Azul, Toros Neza (Foto: Twitter @iwasaki_pablo)

El 30 de enero del 2019, Larios Iwasaki fue hospitalizado de emergencia por una parálisis intestinal y que le ocasionó un paro respiratorio.

Cabe señalar que fue operado de emergencia, pero su situación se reportó como grave. Para el 31 de enero se reportó su deceso a los 58 años.

Tras la lamentable noticia, Jorge Campos le dedicó el siguiente mensaje: “Se fue el mejor de todos los tiempos aunque le pese a muchos, sobre todo a los que no conocen el arco […] Creo que fui su obra maestra, por todo lo que me entrenó. Gracias ídolo”.

En entrevista con Milenio, en el 2018, Larios describió: “Llegué a la cima del éxito y después caí en el mundo de las drogas”.

SEGUIR LEYENDO: