El insólito percance que sufrió una estrella del Real Madrid con su auto valuado en 340.000 euros

El arquero belga Thibaut Courtois fue con su último chiche a la práctica del equipo Merengue, pero algo no salió como se esperaba

Auto de Courtois

Llegó al entrenamiento con un auto de 340.000 euros, pero lo tuvo que ir a buscar un amigo. Así fue la particular historia del arquero del Real Madrid, Thibaut Courtois, quien se dirigió con su flamante Rolls-Royce de lujo, pero una vez terminada la práctica el coche no le arrancó al belga que llamó una grúa para que se lo lleve. El guardameta tiene una pequeña colección de vehículos caros como una Ferrari, un Lamborghini y un Audi.

Fue en la práctica del domingo que Courtois se presentó en el predio del club Merengue en Valdebebas, Madrid. La Jirafa, como es conocido en la capital española, llegó a las 10:30 a la práctica arriba de su nuevo chiche, un Rolls-Royce. Los jugadores cumplieron con su trabajo preparatorio para el partido que se disputó este lunes en el que empató de local 1 a 1 ante el Real Sociedad, y se mantiene segundo en la tabla de la Liga de España a cinco puntos de su rival en la capital, el Atlético del Cholo Simeone.

Volviendo a la anécdota, el belga se subió a su auto y quiso retornar a su casa. Sin embargo, a veces, lo caro, no es lo mejor. Sus compañeros empezaron a retirarse del campo de entrenamiento. Pero hubo uno que no pudo salir y ese fue Courtois, cuyo auto no le arrancó....

Thibaut Courtois, arquero del Real Madrid (REUTERS/Sergio Perez)
Thibaut Courtois, arquero del Real Madrid (REUTERS/Sergio Perez)

Pasado un tiempo, los periodistas e hinchas que se acercaron para llevarse una foto o autógrafo de sus ídolos se sorprendieron al ver una grúa que ingresó. Después de veinte minutos el remolque se llevó el coche del también arquero de la selección belga, con la que trascendió en el último Mundial de Rusia 2018 donde fueron terceros. Por su labor en el certamen ecuménico, en agosto de ese año fue transferido desde el Chelsea por un valor de 65 millones de euros y su pase está valuado en 75 millones.

El auto en cuestión es un Rolls Royce Wraith es uno de los vehículos más lujosos del mundo, valuado en 340.000 euros y es rival de modelos como el Bentley Continental GT o el Ferrari GTC4 Lusso. Su motor V12 de 6,6 litros eroga unos 632 caballos de potencia. Su aceleración es de 0 a 100 km/h en apenas 4,5 segundos, aunque la velocidad máxima está limitada de forma electrónica a 250 km/h. También tiene enormes llantas de 21 pulgadas. En su interior el techo luce cientos de pequeñas luces LED que simular un cielo estrellado.

El protagonista de la historia es un amante de los autos. Como es habitual en los últimos años, Audi regaló a los futbolistas del Real Madrid un coche, por un contrato de patrocinio. Courtois eligió el Audi Q7 50 TDI quattro Tiptronic, de color Gris Daytona, con un precio de 78.080 euros.

Además, el pasado 29 de enero, apareció con una Ferrari Roma 2020 valuada en más de 200.000 euros. También tiene un el Lamborghini Urus de color negro, que cuesta unos 230.000 euros, pero al ser un SUV (vehículo utilitario deportivo), le permite desenvolverse en todos los terrenos.

Más sobre este tema: