El Mundial de Ciclismo que se está disputando en Yorkshire dejó una de las imágenes más conmovedores del ciclismo mundial, cuando el joven Germán Darío Gómez sufrió un percance con su vehículo.

El deportista de 18 años, que participaba de la prueba sub 23, tuvo inconvenientes con la rueda trasera y se colocó a un costado del camino para esperar el auxilio. Sin embargo este llegó demasiado tarde.

Las cámaras de la BBC captaron el momento en el que, tras varios minutos, Gómez comenzó a llorar por la impotencia y la desazón de saber que había perdido la posibilidad de hacer una buena performance.

“Fue un día un poco complicado con lo que me pasó. Saliendo de una curva en un descenso, mi tubular se sale de la rueda. Es un percance que le puede pasar al cualquiera. El lote se cortó, se me daña la bicicleta, espero el coche neutral. Este no llega y esperé a la caravana. Me tocó esperar el coche de la Federación, estaba atrás por sorteo (se decide el día anterior en el congreso técnico). No se pudo hacer nada para soluciona el averío antes. La adrenalina estaba al máximo, traté de dar todo de mí para descontar al lote principal. El esfuerzo que hice fue duro, traté de hacer lo mejor para representar al país”, contó en un video que publicó más tarde.

El joven deportista pudo completar la prueba, pero terminó lejos de los punteros, y el video que lo muestra en pleno momento de desesperación se viralizó. Entre lágrimas, Gómez cargó su bicicleta a hombro y comenzó a correr hacia adelante, como si esto le permitiese seguir con posibilidades de alcanzar a los líderes.

“Quiero agradecer a todos los que nos apoyan y los que hacen fuerza para que me vaya bien. El dolor era tanto que me hacía pensar en no continuar, pero pensaba en ellos y salí adelante. Menos mal logré terminar la prueba. También le doy las gracias la cuerpo técnico y a la Federación Colombia de Ciclismo. Estamos con las mejores condiciones”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: