Novak Djokovic revalidó su título de Wimbledon este domingo al vencer en cinco sets a Roger Federer 7-6 (5), 1-6, 7-6 (4), 4-6 y 13-12 (7-3) y haber levantado un doble match point.

Los dos jugadores se han enfrentado ya 48 veces en 13 años -siete más que Federer con el español Rafael Nadal- y el serbio lleva la delantera con 26 victorias contra 22.

El número 1 del mundo salió victorioso del primer set, fue 7-6 (7-5 en tie break) tras haber batallado durante 58 minutos ante su inmediato perseguidor en el ranking ATP. Sin quiebres, este primer episodio dio pistas de lo que parecía ser una reñida final entre los dos mejores tenistas del mundo.

Uno de los grandes puntos de Federer este domingo

Federer se recuperó rápidamente y el segundo set fue 6-1 en apenas 25 minutos, con tres quiebres, una muestra de lo que el tenista de Basilea puede lograr cuando se lo propone. Sin embargo, el tercero volvió a ser una batalla ganada por Djokovic en el tie break por 7-4.

Recién en el cuarto set el serbio pudo quebrar un saque, pero fue en vano porque el suizo mostró su mejor nivel y se impuso 6-4.

El quinto fue un lujo para los fans que pudieron deleitarse con el alto nivel demostrado por ambos. Djokovic pudo quebrar en el sexto game, pero inmediatamente después Roger se recuperó y volvió a igualar el marcador.

La definición se estiró hasta el tie breack (7-3), luego de que "Nole" lograse levantar un doble match point.

La magia de Federer con un toque 'No-Look' que generó una increíble ovación

Con este triunfo, Djokovic suma su 16° título de Grand Slam, el quinto sobre césped, y se acerca al español Rafael Nadal, que cuenta con 18.

"Creo que ésta fue, si no la final más excitante en la que haya tomado parte, sí una de los dos o tres mejores de mi carrera", afirmó el serbio al levantar el trofeo tras un quinto set de infarto que duró dos horas.

El sensacional drop shot de Djokovic

El suizo, que no ha derrotado a Djokovic en Grand Slam desde la semifinal de 2012 en Wimbledon, buscaba acabar con el dominio del número uno del mundo para apuntarse su noveno título en Londres, pero pese a sus colosales esfuerzos acabó cayendo. "Intentaré olvidarlo", bromeó ante un público que había mostrado su claro favoritismo por el tenista de Basilea.

"Pero fue un gran partido, fue largo, lo tuvo todo", reconoció. "No pude dar más, di todo lo que tenía", aseguró, felicitando a Djokovic por un partido "de locura".

La anterior final más larga disputada en la pista central del legendario All England Club londinense se remontaba a 2008, cuando Federer perdió en cuatro horas y 48 minutos contra Rafa Nadal, en un partido considerado como uno de los mejores de la historia del tenis.

El festejo de Djokovic

El análisis de Quique Cano:

MÁS SOBRE ESTE TEMA: