Barcelona se animó a mostrar un Lionel Messi diferente. En un momento especial de la temporada, con el plantel intentando superar el dolor por la eliminación de la Champions League a manos del Liverpool, y al mismo tiempo concentrado en la final de la Copa del Rey (será el sábado 25 de mayo frente al Valencia) publicó un video especial.

El departamento de comunicación del club convenció al capitán de colocarse una cámara para captar cada uno de sus pasos a lo largo de una jornada de entrenamiento. Entonces, los fanáticos de la "Pulga" y del conjunto blaugrana consiguieron transformarse en Messi por un día y seguir su rutina de futbolista de élite.

Así, el delantero patea al arco, participa de un rondo, supera el desafío de los conos dominando la pelota, pasa por un pasillo de aficionados a los que les firma autógrafos, se saluda y conversa con su amigo y socio Luis Suárez.

En el momento más emocionante de la filmación, el argentino juega a encestar la pelota en un tacho donde guardan las bebidas para el entrenamiento. Sus dos primeros remates de larga distancia pasaron cerca. Y, en el tercero… Lo logró, hecho por el que recibió la felicitación del atacante uruguayo. El video también lo mostró cumpliendo con diferentes ejercicios con el balón y divirtiéndose con una travesura del francés Ousmane Dembelé. Todo, desde los ojos de Messi.

Luego del golpe que sufrió el equipo dirigido por Ernesto Valverde en Anfield, Barcelona busca rearmarse en el mercado de pases para potenciar a Messi y que la Champions League 2019/2020 no se le escape. En consecuencia, el club ya adquirió la ficha del mediocampista del Ajax Frenkie De Jong, denominado el "sucesor de Sergio Busquets", a cambio de 85,3 millones de dólares. Y todo indica que el delantero Antoine Griezmann será nuevo futbolista culé: el francés pagó su cláusula al Atlético Madrid. Incluso, el medio francés L'Equipe filtró las cifras que ganaría por año en su nuevo hogar.

Además, la dirigencia tiene a varios otros nombres en carpeta, como el defensor Matthijs de Ligt, el mediocampista Adrien Rabiot y el delantero Luka Jovic. Siempre con Messi como bandera, porque la "Pulga" se transformó en los ojos del Barcelona.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: