Fernando Llorente convierte el gol de la clasificación del Tottenham tras bajar la pelota con la mano. El gol debió haberse anulado (Reuters)
Fernando Llorente convierte el gol de la clasificación del Tottenham tras bajar la pelota con la mano. El gol debió haberse anulado (Reuters)

Tottenham eliminó al Manchester City y avanzó a las semifinales de la Champions League, instancia en la que se enfrentará ante el Ajax, que viene de dar la sorpresa al dejar afuera de competencia a la Juventus de Cristiano Ronaldo.

Pese a que el equipo de Pochettino perdió 4 a 3 en el Etihad Stadium, se clasificó por el triunfo en la ida por 1 a 0 y gracias a la ventaja que le brinda el gol de visitante en caso de igualdad en el global, como ocurrió en esta oportunidad.

El VAR volvió a ser protagonista con dos jugadas muy discutidas y que una de ellas traerá mucha polémica. El primero, tras la consulta con la tecnología, se convalidó gol para el Tottenham de manera errónea. En el segundo, se anuló la conversión del Manchester City de forma correcta.

El gol de Llorente que debió ser anulado por mano

La primera de las acciones ocurrió a los 28 minutos del complemento. Tras un tiro de esquina desde la izquierda cobrado por Kieran Trippier, Fernando Llorente anotó el gol para el descuento 4-3 que le dio la clasificación al Tottenham. Sin embargo, la jugada debió haberse anulado por mano del delantero español.

Llorente reconoce que tocó la pelota con la mano en el gol que le dio la clasifiación al Tottenham

Pese a que el VAR intervino y el árbitro turco Cüneyt Çakır se acercó hasta el monitor para ver la acción, hubo un error en la interpretación ya que en las imágenes que consultó el juez no se mostró una de las repeticiones en la que se percibía claramente que la pelota le tocó el brazo derecho antes que el muslo a Llorente en el gol.

Como se dijo, ese tanto no es válido ya que las nuevas recomendaciones son que no se debe consolidar un gol cuando se obtiene mediante una mano o brazo.

El gol sobre la hora del Manchester City bien anulado por offside

La segunda acción, no tan polémica como la primera, fue correctamente anulada. Ocurrió en el segundo tiempo de descuento cuando tras una habilitación de Sergio Agüero, Sterling convirtió para el empate que le estaba dando la clasificación al Manchester City.

Sin embargo, la jugada se inició en un despeje defectuoso de Eriksen desde el fondo, que rebotó en el camino en Bernardo Silva y luego le quedó al "Kun" que habilitó al gol, pero el delantero argentino cuando fue en busca de la pelota lo hizo en posición prohibida.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: