El estadounidense Shawn Porter, que retuvo su título welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) el sábado con una victoria por decisión dividida sobre el retador cubano Yordenis Ugás, vivió un llamativo episodio durante el pesaje previo.

Acompañado de su equipo, el oriundo de Akron ingresó al recinto y una vez en frente de la balanza lo cubrieron con una manta para que pueda quitarse la ropa interior y dar con el peso.

Sin embargo, la máquina marcaba más de las 147 libras (67,6 kilogramos) permitidas y tuvo que recurrir a un recurso de último momento. Al ver su cara de frustración, uno de los asistentes le alcanzó una tijera y le cortaron las rastas de su cabeza.

Finalmente, el púgil de 31 años pasó el pesaje al estampar un número de 146,8 libras. Al ver el resultado festejó con sus compañeros. Más tarde logró retener el cinturón de la división en el Dignity Health Sports Park de Carson, California, con un polémico final.

“Porter se está cortando el pelo para dar con el peso”
“Porter se está cortando el pelo para dar con el peso”

Dos jueces otorgaron la pelea a Porter con puntuaciones de 116-112 y 115-113, mientras que el tercero vio a Ugás ganador con 117-111. "Estuvo cerca. Estuve sobre mis pies toda la pelea", dijo el ganador. "Espero lo que viene a continuación".

El estadounidense mejoró a 30-2 con un empate en la primera defensa del título que ganó en septiembre pasado con una victoria por decisión unánime sobre Danny García.

Pero Shawn Porter, quien buscó en vano su primer nocaut en dos años, estuvo lejos de ser abrumador después de necesitar dos horas adicionales el viernes en el pesaje para caer dentro del límite de división de 147 libras (66,7 kg). "No sé qué pasó (la primera vez). Creo que comencé tarde en el proceso (de intentar ganar peso durante la semana de la pelea)", detalló.

Ugás, quien ganó una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, dejó ahora su récord en 23-4 y vio frenada su racha de ocho victorias seguidas a pesar de haber peleado 12 asaltos por segunda vez en su carrera.

Ambos boxeadores intercambiaron golpes en las rondas intermedias, con el norteamericano usando la velocidad para mantener al cubano fuera de balance, pero el antillano respondió de tu a tu a cada golpe.

Porter conectó un sólido golpe de izquierda al final del undécimo capítulo para tambalear a su rival, estableciendo una ronda final intensa.

Sin embargo, cayó en una esquina después de un giro hacia la derecha de Ugás, pero el árbitro Jack Reiss dictaminó un resbalón y los rivales intercambiaron golpes al final del último round.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: