La espectacular rutina de la norteamericana Katelyn Ohashi recorrió el mundo. El diez que recibió del jurado significó la perfección en sus movimientos y en sus pausas. Sin embargo, en medio de las opiniones, un doble campeón olímpico de gimnasia artística aseguró que el baile "no fue de lo más complicado".

Fue un minuto y medio de piruetas, movimientos de baile y saltos por los aires absolutamente precisos. Sin fallas. Con una sonrisa en la cara de comienzo a fin. Terminó exultante. Saludó a sus entrenadores y a todo el equipo de la Universidad de California (UCLA) con un choque de manos. El estadio explotaba.

"El baile es muy llamativo, pero Biles lleva haciendo esos saltos hace años. Ohashi solo realiza tres series acrobáticas y no son de lo más complicado", detalló Gervasio Deferr a El Partidazo de COPE. El campeón olímpico de Sídney 2000 y Atenas 2004 minimizó lo hecho por Ohashi, aunque reconoció que lo que hizo "no fue malo".

"En la gimnasia olímpica no se da el diez", aseguró el español tomando distancia de las competencias universitarias. "El tope de la nota máxima ya acabó en los torneos oficiales y olímpicos", agregó.

"Si se da en los Estados Unidos es por el espectáculo (que se ponga un 10). Les encanta este tipo de cosas porque además hace que la gimnasia sea un deporte muy visto. No les va mal, porque su equipo nacional es muy potente, pero está alejado de la realidad", argumentó el ex gimnasta.

Finalmente, el campeón olímpico de Sídney y Atenas dejó en claro que Katelyn Ohashi nunca estará al nivel de Simone Biles: "Esta chica no podría acceder en ningún caso al equipo nacional. No estaría entre las cinco mejores gimnastas en suelo de los Estados Unidos. En el pasado pudo competir con Biles, pero se retiró y ahora el nivel de Biles es otra cosa".

El video con su presentación se volvió viral en los Estados Unidos. Hasta este lunes por la mañana lo habían visto 13 millones de personas.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: INFOBAE DEPORTES