El marcador estaba 33-28 en favor de New Engalnd Patriots, uno de los equipos más poderosos de la NFL, pero el encuentro se definió en el último segundo con un increíble touchdown de Miami Dolphins pocas veces visto.

El equipo local optó por realizar una jugada propia de un partido de rugby y en lugar de lanzar el balón largo hacia la línea de conversión para alguno de los receptores optó por sus corredores.

Los de Miami avanzaron 69 yardas con dos pases laterales. Ryan Tannehill lanzó un pase de 14 yardas a Kenny Stills, quien dio pase lateral a DeVante Parker. Éste buscó a  Kenyan Drake, y el running back llegó a la zona de anotación tras una impresionante corrida del centro a la izquierda.

Así, los de Florida vencieron 34 a 33 al equipo de Tom Brady, quien alcanzó un nuevo récord. El mariscal de campo superó la marca de Peyton Manning de 579 lanzamientos de touchdown.

Lo insólito es que Drake lanzó el balón a las gradas tras la agónica conversión y ahora está arrepentido y ofrece recompensa por recuperarlo: "Tenemos un último juego en casa. Si aún no tienen boletos, les daré boletos para el juego, lo que necesiten. Me encantaría tener la pelota de vuelta. No me arrepiento de haberlo tirado, pero ahora que lo pienso, recuperar el balón definitivamente significaría mucho para mí y también para el equipo".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: