El campeón mundial de ajedrez, el noruego Magnus Carlsen -que el próximo viernes cumplirá 28 años- retuvo su corona al superar por 3 a 0 al desafiador ítalo-norteamericano, Fabiano Caruana, de 26, antes del límite de partidas dispuestas para la serie de desempates (4 juegos con ritmo semilento de 25 minutos para cada jugador), que se llevó a cabo hoy, en The College (un histórico edificio de estilo Victoriano), en Holborn (Londres).

En el inicio del primer duelo, Lucy Hawking, hija de Stephen Hawking, realizó la primera partida y casi abre con un C3, en lugar de un C4 como había indicado Carlsen. Afortunadamente, le advirtieron a tiempo y pudo enmendar su error.

Si la blonda hubiese soltado al peón, todo hubiese sido un caos porque el movimiento hubiese sido tomado como válido y hubiese supuesto una apertura zaragozana, inédita en las partidas del Mundial.

Finalmente, el noruego de 27 años, ganó por 3 a 0 y mantuvo el título que viene conquistando desde 2013, cuando se convirtió en el segundo ajedrecista más joven de la historia en ganarlo, por detrás de Garri Kaspárov.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: