El cóctel de violencia, inseguridad y desorganización que ha impedido el comienzo del partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors ha indignado a referentes del fútbol mundial como el excapitán de España y el Barcelona Carles Puyol, quien disparó un comentario en Twitter.

Posteriormente, fue Maximiliano Rodríguez desde Uruguay el que le contestó al español por la mísma vía a sus dichos: "Qué pena las noticias que llegan de Argentina… Así no se vive el fútbol. ¡¡VERGÜENZA!!!", había tuiteado el europeo.

El comentario, que recibió más de 190 mil "me gusta" y 76 mil retweets, se volvió viral y el ex Atlético de Madrid optó por responderle con un comentario del cual tuvo que salir a hacer aclaraciones.

"Amigo acá en Argentina esto es normal! Y lo llamamos pasión. No cambiamos más", consideró el actual mediapunta de Peñarol. Su publicación causó polémica y abrió el debate entre los usuarios. Mientras que algunos lo criticaron, otros consideraron que se trataba de una ironía por parte del argentino.

Posteriormente, el propio futbolista de 37 años salió a aclarar la intención con la que escribió el mensaje: "Lo de pasión es irónico, es una locura todo lo que está pasando".

"Se puede esperar cualquier cosa en uno de los países que más vive un súper clásico, pero la pasión que caracteriza a los hinchas no deberían de llevarlo más allá, hasta llegar a la violencia", manifestó Jorge Dely Valdés, técnico de la selección sub'20 panameña clasificada al mundial de la categoría en Polonia.

José Luis Chilavert, en cambio, atacó a la Conmebol y a la FIFA: "Qué vergüenza la Corrupbol, en manos de Osvaldo Pangrazio está si se juega la final. La salud de una persona es mas importante que el fútbol. Infantino usted avalo siempre toda corrupcion de la Corrupbol."

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: