Un triplete del uruguayo Edinson Cavani agudizó la depresión del AS Mónaco (0-4), anclado en la penúltima posición de la Ligue 1 de Francia y distanciado de los puestos de salvación, tras la decimotercera jornada del torneo.

Cuatro derrotas y un empate en sus últimos cinco partidos marcan el presente del cuadro monegasco, hace tres cursos campeón de la Liga y hace dos semifinalista de la Champions League.

En diez minutos, Cavani ya había marcado dos goles. El primero al conectar un pase de Neymar. Seis más tarde, a puerta vacía, tras un centro de Moussa Diaby, que también le asistió en el tercero, que llegó al inicio de la segunda parte. El cuarto gol fue de Neymar, que transformó un penal cometido por Dijibril Sidibé pasada la hora de partido.

La goleada pudo ser mucho mayor pero el París Saint Germain bajó el ritmo y el acierto. No necesitaba más para sonrojar a un rival desdibujado y mantener el pleno de triunfos, trece, que ensanchan a catorce puntos su renta respecto al segundo, el Lille, que no pasó del empate contra el Estrasburgo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Con información de EFE